viernes, 10 de enero de 2014

Un guardia civil de la región, ante el juez acusado de homicidio por la muerte de un atracador

El guardia civil que disparó contra un supuesto atracador que huía tras robar en una empresa de Cabanillas del Campo (Guadalajara) el pasado 23 de octubre declara este viernes en el juzgado de instrucción número 2 de Guadalajara, imputado como autor de un delito de homicidio imprudente.


La declaración del guardia civil imputado estaba prevista para el pasado 11 de diciembre, pero su comparecencia se pospuso a hoy (12:00 horas), a instancia de los letrados de las partes, acusación particular y defensa, que alegaron problemas de agenda para asistir al juzgado.

El agente tendrá que declarar sobre el fallecimiento de G.L.R., de 25 años, quien murió el 23 de octubre de 2013 a causa de "un shock hipovolémico" (pérdida masiva de sangre) como consecuencia de "lesiones por arma de fuego", según el informe de la autopsia al que ha tenido acceso Efe.

Según el acta de inspección ocular y levantamiento del cadáver, realizada en el lugar de los hechos por el juez de guardia, la secretaria judicial, el fiscal y el forense, consta que "por debajo del omoplato izquierdo hay una herida de bala poco sangrante".

Los hechos

Los hechos tuvieron lugar el pasado 23 de octubre, cuando tres personas irrumpieron en una empresa del polígono industrial de Cabanillas del Campo con intención de robar y fueron sorprendidos por los trabajadores de la nave.

Los supuestos atracadores, que llevaban ocultos sus rostros, hicieron un disparo al aire con una escopeta, que aún no ha sido encontrada, y huyeron del lugar.

Minutos después se inició una persecución a cargo de las Fuerzas de Seguridad, que concluyó para G.L.R. cuando cayó por un arroyo desde un puente situado junto a la autovía A-2 (Madrid-Barcelona).

Disparo de un agente

En un principio se informó de que la causa de su fallecimiento era por la caída al barranco, pero la muerte, según los documentos de la investigación judicial a los que ha tenido acceso Efe, se produjo por el disparo del agente de la guardia civil que participó en la persecución, motivo por el que tendrá que declarar hoy en calidad de imputado.

Ese mismo día se detuvo a otro de los supuestos atracadores, que ingresó en prisión, mientras que el tercero, hermano del detenido, se entregó voluntariamente unos días después y fue puesto en libertad provisional por el juez encargado del caso.

En el auto de incoación de diligencias previas y de imputación formal del guardia civil, con fecha de 22 de noviembre, el juez razona que quiere "esclarecer si la actuación de tal agente, dada la naturaleza y situación del disparo recibido por la víctima, la distancia a la que pudo efectuarse tal detonación y las demás circunstancias concurrentes, pudiera ser constitutiva de una infracción de naturaleza penal".

Además del imputado, también están citados a declarar hoy la madre del fallecido, en calidad de acusación particular y perjudicada, y un compañero del agente que efectuó el disparo, pero en este caso como testigo de los hechos



http://www.eldigitalcastillalamanch...e-de-149749.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias