martes, 23 de septiembre de 2014

Denuncian escuchas ilegales a policías con micros ocultos en coches patrulla

El sindicato UFP lleva a los tribunales al comisario de Cartagena y al jefe superior en la Región por la presunta vulneración de la intimidad de 30 agentes


¿Se trata de una investigación judicial o de Asuntos Internos por algún asunto turbio? ¿Es una persecución laboral a representantes sindicales? ¿Acaso hay espionaje entre compañeros? La Unión Federal de Policía (UFP) puso ayer sobre la mesa éstos y otros interrogantes, tras interponer en el juzgado de guardia de Cartagena una denuncia por la presunta instalación ilegal de sistemas de escucha y grabación ocultos en tres coches patrulla de la Comisaría local. El sindicato cree que es un método indiscriminado que atenta contra la intimidad de los agentes y pide que, ante la falta de explicaciones por parte de los mandos policiales, depure las posibles responsabilidades penales.

La denuncia, presentada por el secretario regional de UFP, Manuel Calle, va dirigida contra el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en la Región, Cirilo Durán, y contra el comisario de Cartagena, Alfonso Navarro. El sindicato les acusa de una vulneración de las garantías constitucionales, y en concreto del artículo 536 del Código Penal, que regula la protección de la intimidad frente a autoridades o funcionarios públicos.

Los funcionarios, «extrañados y asustados» al ver las grabadoras
Según el escrito, «la madrugada del 21 al 22 de agosto, de forma casual se descubrió un dispositivo de escuchas en un vehículo policial marca Citroën C4». Se añade que «el aparato se mantenía oculto en la zona del techo del radio patrulla y que, al manipular un parabrisas el policía del coche 'zeta', se cayeron los cables con micrófonos y una tarjeta de teléfono».

La UFP, que adjunta fotos del dispositivo y del resto de elementos (este diario ha tenido acceso también a un vídeo en el que se observa la presencia de esos equipos en un coche policial), expone en su denuncia que «ante la sorpresa de encontrar este mecanismo, se comprobaron otros vehículos y se encontraron dichos dispositivos en otros dos coches».

El denunciante da los números de matrícula de los vehículos, y señala que todos son «conducidos en 3 turnos, por 2 agentes en cada turno». Su cálculo es que el presunto delito de acceder a las conversaciones que mantuvieron en los coches los agentes entre sí y con terceras personas «ha podido afectar a 30 funcionarios».


Esos empleados, entiende el sindicato, «se han visto afectados por este mecanismo de escucha, lo que viola gravemente su intimidad personal». Y añade que, si bien «ha puesto de manifiesto estos hechos a los hoy denunciados (Durán y Navarro) para obtener alguna respuesta convincente y no acudir a la vía penal, a día de hoy solo hemos tenido indiferencia hacia nosotros y nos hemos visto abocados a pedir auxilio judicial».

Debajo de un parasol

La denuncia va acompañada de una «nota informativa» que, según la UFP, ésta hizo llegar al jefe superior. Se trata de dos folios, con sello de la Comisaría y un número determinado de entrada, fechado el 28 de agosto.

El escrito, que incluye ocho firmas y el número de cada agente, detalla el hallazgo de los sistemas de grabación y escucha por efectivos de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana.

En la nota interna, los firmantes describen así lo ocurrido: «Que sobre las 04.00 horas», a uno de los agentes, «al manipular el parasol del interior del vehículo se le desprendió uno de los embellecedores situado junto a la luz de cortesía, quedando a la vista una serie de cables».

Tras esto, su compañero, «al proceder a introducir dichos cables en su lugar, pudo observar cómo éstos iban conectados a un dispositivo electrónico de color negro, con un piloto led de color verde, del cual salían varios cables más: uno conectado a una especie de antena, con la leyenda GSM, y otro conectado a una especie de micrófono que se introducía en el interior del embellecedor de la luz interior, con la leyenda MIC».

También había «una ranura para introducir una tarjeta telefónica tipo SIM, la cual lleva manuscrito el número de teléfono 6...». Luego otras dos parejas de agentes habrían hallado equipos similares en sus propios coches.


http://www.laverdad.es/murcia/carta...23023323-v.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias