martes, 18 de octubre de 2016

La falta de pruebas puede dejar impune una agresión de los Mossos

Un manifestante antifascista recibió golpes de porra por parte de dos agentes cuando estaba en el sueloLa fiscalía renuncia a su informe final, pero mantiene la petición de cinco años de cárcel para los policíaS


Pau A. P. participaba el 12 de octubre del 2012 en unamanifestación antifascista en contra del Día de la Hispanidaden la plaza de Universitat de Barcelona cuando se acercó a un hombre que llevaba una bandera española con la intención de quitársela. Dos mossos le empujaron'y cuando estaba en el suelo le golpearon con las porras en la cabeza y las piernas. Dos agentes se han sentado este lunes en el banquillo de los acusados por las lesiones que le causaron. El juicio ha quedado marcado por la falta de pruebas concretas de que fueran esos policías y no otros quienes agredieron al joven. Esas dudas ha provocado que lafiscalía, que reclama para los acusados cinco años de cárcel, renunciara a su informe final y se remitiera a su escrito de acusación.
Los dos mossos investigados han admitido que ese 12 de octubre se encontraban de servicio con otras dotaciones en la plaza de Universitat, donde diversos colectivos habían convocado una manifestación antifascista contraria a la que se celebraba en la cercana plaza de Catalunya para conmemorar el Día de la Hispanidad.
Uno de los manifestantes que pretendían acudir a plaza de Catalunya pasó con sus tres hijos menores de edad por la plaza de Universitat llevando una bandera española. Esta acción provocó la animadversión de los antifascistas y Pau A. P., que tenía 22 años, intentó quitarle la enseña. Fue entonces, según la acusación, cuando dos mossos le dieron un empujón. El joven cayó al suelo y los policías le golpearon con sus porras en la cabeza (está prohibido) y en las piernas.
Como consecuencia de los golpes, Pau A. P. sufrió contusiones y ha acabado perdiendo el 10% de la agudeza visual en un ojo. Después de la agresión, los mossos le detuvieron por desordenes públicos.

NO SE RECONOCEN

Los agentes investigados han negado durante el juicio celebrado en la Audiencia de Barcelona que fueran ellos quienes golpearon al joven. Tampoco se han reconocido en las fotos realizadas por dos periodistas. Solo han admitido que actuaron para impedir que el hombre que llevaba la bandera española fuera increpado.
La identificación de los mossos acusados parte de unos informes de la Asuntos Internos de la policía autonómica, que asegura que estos agentes detuvieron a Pau A.P. y que podrían ser los que golpearon al joven. Se basaban en el reloj y la fisonomía de un brazo de unos de los policías y en las cejas del segundo. El redactor de este informe no ha declarado, pues las acusaciones no lo habían pedido y la defensa, muy hábilmente, renunciaron al testimonio. Además, la Policía Nacional y la Guardia Civil apuntan en otro dictamen que es imposible identificar a los mossos que golpearon al joven al ir totalm,ente tapados.
Por ello, los abogados de los agentes solicitaron su absolución, aunque uno de ellos, el letrado de la Generalitat, dejó la puerta abierta a que el joven reclamara una indemnización, pero no por la vía penal. Como la fiscala renunció a su informe final, se quedó sola la acusación particular que se refirió a la “desproporción” de la acción policial.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/falta-pruebas-marca-juicio-barcelona-por-una-agresion-los-mossos-joven-antifascista-5552527

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias