lunes, 24 de octubre de 2016

Policías municipales hartos de Podemos

Los policías urbanos que han aceptado posar para interviú en un terrado de Barcelona tienen en común su veteranía en una de las policías más incómodas de España. En un verano de guerra contra los manteros, 42 de sus compañeros han sufrido agresiones, pero donde el colectivo sufre más heridas es en la moral. “Nos llaman racistas por hacer cumplir la ley, y Ada Colau lo consiente”, lamenta el más joven. En Barcelona no hay concejal de Guàrdia Urbana; Colau es la jefa directa.




 | Sigue leyendo.



Los tres agentes se hacen una foto reivindicativa para llamar la atención sobre el acoso político que, dicen, sufren los que patrullan. La última gota, saberse grabados “en varias ocasiones”por los móviles de regidores, y amigos de estos, que “intentan buscar una mala reacción nuestra con los manteros”. Este verano, la actuación de un uniformado fue registrada por un colaborador de la CUP –la formación anticapitalista, en la oposición en el consistorio barcelonés– cuando, en discusión con un buhonero africano, le espetaba: “Tú calla, que no tienes papeles”. La escena “es muy destructiva si se saca de contexto”, comenta el agente más veterano.  
Las filmaciones son asunto delicado en Barcelona, ciudad donde los vídeos han sido chuzos de punta sobre las fuerzas de seguridad. Así, en el caso de la muerte del empresario Juan Andrés Benítez, en 2013; o en un choque del concejal antisistema Josep Garganté con policías; o en la difusión del documental Ciutat Morta, de referencia para activistas de Podemos y la CUP, que tilda de criminal a la policía. 
De los tres agentes, el que más pisa la calle denuncia: “Están intentando acusarnos a toda costa de racismo o brutalidad, y ni somos racistas ni somos pegones. Nos da miedo intervenir, porque Ada Colau nos deja con el culo al aire”. En el ayuntamiento, portavoces del área de Seguridad contestan: “No nos consta que sean regidores del gobierno los que graban. Y no podemos comentar lo que hacen los regidores de la oposición”. Estos portavoces expresan su sorpresa por la ira de los policías: “Hemos implementado un Plan Director de la Guàrdia Urbana con la opinión de 200 agentes, y ha sido un verano más tranquilo que el anterior”.
Es la visión desde los despachos de la plaza Sant Jaume, donde citan dos encuestas recientes que dan buena nota a la seguridad en la ciudad. A pie de acera, en Ciutat Vella o en la Barceloneta, se ve un paisaje diferente. Las agresiones a los agentes repiten coreografía: “Los manteros buscan la superioridad numérica, y te amenazan con montar una estampida entre la gente –relata uno de los guardias–. El mando prefiere que no conviertas tu intervención en un problema de orden público”. Este, relatan, ha sido el verano con más vendedores ilegales en la ciudad, esperando cada día los cruceros repletos de turistas. 
Ayuntamiento y policías cruzan sus estimaciones: “En un año, hemos pasado de 250 manteros a 800 –aseguran en la sección del Sindicato Autónomo de Policía (SAP-PL) en la Guàrdia Urbana–. Es fruto del efecto llamada de las políticas de este ayuntamiento”. El ayuntamiento sostiene que el número de manteros “no supera los trescientos, que no es una cantidad diferente a la del año pasado”. | Sigue leyendo.

http://www.interviu.es/reportajes/articulos/policias-municipales-hartos-de-podemos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias