martes, 8 de noviembre de 2016

El polémico retrato del director de la Guardia Civil llega al Congreso

Arsenio Fernández de Mesa se ha retratado como si fuera un militar del siglo pasado en un óleo que ha hecho pintar para la galeria de los directores generales de la institución

El chaqué utilizado por el Director actual de la Guardia Civil para hacerse un retrato contradice todos los cánones de protrocolo para la utilización de esta prenda. El polémico retrato del director de la Guardia Civil que ha recorrido como la pólvora los chats privados y no privados de los agentes de la benemérita, ha llegado al Congreso de los Diputados. El grupo parlamentario socialista ha presentado una bateria de preguntas en el Congreso para que el ministerio del Interior aclare entre otras cosas si existe realmente el cuadro que Eldiario.es adelantó el pasado sábado y que varios generales han confirmado y de ser así cuanto ha costado.
Los socialistas quieren saber además con cargo a que partida presupuestaria se ha pagado, qué condecoraciones ostenta el Director General en este cuadro y en base a qué méritos se han concendido dichas condecoraciones.

La polémica llega después de que el todavía director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, haya posado como si fuera uno de los generales que dirigieron la institución en el siglo XIX. Fernández de Mesa, íntimo amigo de Rajoy luce en la imagen con la banda de la Gran Cruz Naval, los colores de la bandera de España, guantes, un sin fin de medallas en la pechera del chaqué, porque lleva chaqué e incluso bastón de mando.
Como recuerdan algunos viejos generales en la reserva "de entrada este señor no es militar, por lo tanto la banda de la Gran Cruz no tiene cabida sobre el chaqué, que si tendría sentido si fuese militar y llevase uniforme de gala. El chaqué, aunque no admite condecoraciones, la tendencia ultimamente es lucir hasta un máximo de tres miniaturas, aunque lo natural sería una sóla, la más alta de entre las que se posean y no en la pechera sino en el ojal. Tampoco se admiten grandes cruces con sus bandas ni placas, lo único que se puede bordar son las veneras de las Órdenes de Caballería en costado izquierdo, así como la Soberana Orden de Malta y Santo Sepulcro". Del bastón que luce el Director de la Guardia Civil en este óleo que se suele colgar cuando los directores son destituidos también hablan estos generales: "El bastón de mando no se a que obedece, ya que un Director General no tiene dicha figura de mando".
Lo cierto es que todos los Directores del Cuerpo civiles han sido retratados de traje y corbata, nunca de chaqué. Fernández de Mesa es el sexto director civil al frente de la institucion, en sus 172 años de historia. Todos los guardias civiles consultados aseguran que el retrato significa una falta de respeto a la institución y a todos los guardias que la forman.
El ministerio del Interior con el nuevo ministo recién nombrado, Juan Ignacio Zoido, no se ha pronunciado todavía acerca de esta polémica.Por eso el grupo parlamentario socialista le pregunta si el retrato respeta la normativa vigente y si no es así si se le va a abrir algún expediente sancionador.
http://cadenaser.com/ser/2016/11/08/tribunales/1478622522_433446.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias