viernes, 25 de noviembre de 2016

Guardias Civiles investigados por supuesto fraude con facturas falsas

Hoy hemos conocido una noticia cuyo titular habrá hecho a más de uno llevarse las manos a la cabeza: Unos 137 guardias civiles estarían implicados en un supuesto fraude de cobro de facturas falsas.
Ante dicha noticia, algunos lectores habrán pensado en una trama millonaria y en guardias civiles con maletines llenos de dinero rumbo a Suiza. Acostumbrados ya como estamos a tanta corrupción, es fácil pensar que estamos ante un caso más.
La realidad es bien distinta y, sobre todo, mucho más triste. Es otra muestra de las miserias a las que, desgraciadamente, estamos acostumbrados. Cuando un guardia civil es enviado a una comisión de servicio (un curso, una investigación, etc)  fuera de su localidad cuenta con una indemnización de dieta y alojamiento por un total de 77,13€ (103,37 € para los oficiales). Es decir, con esa cantidad tiene que sufragarse alojamiento y manutención (desayuno, comida y cena), algo imposible de hacer en grandes ciudades o, incluso, en localidades costeras en época estival.
Al parecer, los investigados, habrían conseguido facturas por el total de la dieta (77,13 €), cuando en realidad podrían haber dormido en sitios más económicos (sobre 40 €), al objeto de poder sufragar desayuno, comida y cena con la diferencia de importes.  De ese modo resulta que en muchos casos el fraude que se imputa no alcanza ni los 30 €.  Con esas cifran nos podemos imaginar ante qué tipo de supuesta trama corrupta nos encontramos.
Unión de Oficiales se alegra de que se actúe contra estas supuestas prácticas que no se ajustan a la normativa, puesto que la actuación de los funcionarios públicos debe ser ejemplar, pero pide prudencia en la valoración de los hechos y respeto a la presunción de inocencia, reiterando que en el supuesto de que hubiese irregularidades, en ningún caso habría la más mínima intención de enriquecimiento de los investigados que, en realidad, son víctimas de las bajas retribuciones y del constante olvido a  que se somete a los miembros de la Guardia Civil por parte de los gobiernos.
Evidentemente, con ello no pretendemos justificar aquellas prácticas que no se ajusten a la normativa vigente ni a la ética profesional, pero sí queremos que sirvan para concienciar a nuestros responsables políticos de la necesidad de combatir la corrupción, también desde el punto de vista de la adecuada asignación de recursos a los funcionarios públicos en general y a los guardias civiles en particular, evitando así la picaresca con la que algunos quieren mitigar la escasez y miseria con la que se les trata.
UNIÓN OFICIALES GUARDIA CIVIL PROFESIONAL
Madrid, 24 noviembre 2016

http://www.unionoficiales.org/index.php?mod=noticias&noticia=2678

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias