sábado, 26 de noviembre de 2016

Jubilada de la Policía Nacional con 41 años

Sus palabras denotan que ama su profesión de policía nacional, un uniforme que a sus 41 años ya no podrá volver a lucir. Rebeca, nombre ficticio de esta agente, es una jubilada del cuerpo, una consecuencia que achaca a las presiones y la situación que vivió en Marín.


«Me sentí acosada y sola. Solicité los permisos reglamentarios por la enfermedad terminal de mi madre y me pusieron muchas pegas para poder ir a verla. Mi madre se estaba muriendo y no me daban los permisos para poder asistirla, verla», relata. Señala, en este punto, que la disculpa que empleaban para denegárselos era que «no había gente suficiente».
Esto fue derivando en una situación de «angustia y estrés» que le llevó a una depresión, por la que aún se sigue tratando. Se cogió entonces una baja que los representantes sindicales de la UFP consideran que se hubiera podido evitar concediendo los permisos o, como acota Rebeca, «con un trato más humano».
«Es algo que no he superado. Amaba mi trabajo y por culpa de todo esto lo tuve que dejar», concluye esta exagente.
http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/marin/2016/11/26/jubilada-policia-nacional-41-anos/0003_201611P26C7994.htm

1 comentario:

  1. Con 41 años y jubilada no veo nada raro en ésto. Yo tengo conocidos jubilados también pero no con 41 años, sino con 30..........En la actualidad pienso que yo estoy más grillado que otros pero aquí sigo al pie del cañón. Principalmente porque no me dá la gana de que ciertas personas acaben con mí trabajo, un trabajo que a mí me costó mucho conseguir y por el cual luché en una oposición.
    Lo fácil es hacer lo que hacen otros darse de baja y probar suerte algunos lo consiguen y otros no. Al fin y al cabo una vida con 30 años de edad y cobrando unos 1.500 euros o más de jubilado no se vive nada mal.

    ResponderEliminar

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias