jueves, 1 de diciembre de 2016

JOVEN CONDENADO POR CAUSAR MUERTE A UN GUARDIA CIVIL SALDRA EN LIBERTAD

El joven que fue condenado a 6 años de internamiento en régimen cerrado por provocar la muerte de un guardia civil de tráfico en Barbastro (Huesca) saldrá en libertad el próximo domingo del centro en el que fue recluido al haber cumplido el periodo máximo previsto para una medida provisional.

Fiscalía, acusación particular y defensa del menor han participado hoy en una comparecencia convocada por la titular del Juzgado de Menores de Huesca para plantear las medidas de vigilancia a aplicar al joven desde su puesta en libertad, hasta la consecución de una sentencia firme.
Desde que ocurrieron los hechos, el pasado 4 de marzo, ha transcurrido casi en su práctica totalidad los seis meses más tres de prórroga que la actual legislación establece como plazo máximo de aplicación de una medida provisional.
El anuncio hecho tanto por la acusación particular, que solicitaba un internamiento cerrado de 10 años para el menor, como por la defensa, que reclamó su absolución, ha impedido declarar la firmeza de la sentencia, por lo que la medida de internamiento que le fue impuesta pasa a ser de carácter provisional.
Según han informado a Efe fuentes judiciales, acusación particular y fiscalía han instado a la juez el establecimiento de medidas de vigilancia y control al menor tras su puesta en libertad, que prevén, entre otros requerimientos, su personación diaria en los juzgados de Barbastro hasta la resolución de los recursos.
La juez responsabilizó al joven de un delito de conducción temeraria en concurso con otro de homicidio doloso, no derivado de una imprudencia.
La magistrada apreció que el joven, que tenía 17 años en el momento de producirse el atropello, actuó con "total desprecio" a la vida tanto del guardia civil que arrastró hasta provocarle la muerte como del resto de personas que se encontraban en la zona donde sucedieron los hechos.
En su relato de hechos probados, la juez apreció que el joven, en su huida, fue consciente en todo momento de que el agente había introducido la mano dentro del vehículo tras ordenar pararle y que posteriormente introdujo parte de su cuerpo para no arrastrar sus pies en el suelo.
El ministerio fiscal solicitó durante la vista 8 años de internamiento cerrado para el menor dada la gravedad de los hechos denunciados, petición que la acusación particular en representación de la familia del agente elevó hasta 10, el máximo permitido por la legislación.
http://agencias.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=2384290

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias