jueves, 26 de enero de 2017

Alto a la Guardia Civil

Cerca de 1.500 hectáreas. Esa es la superficie que tiene que cubrir cada agente de la Guardia Civil adscrito a los cuarteles que dependen de la compañía de Santiago.

 La cifra mete miedo.




  

Y es que el instituto armado tan solo cuenta con unos 120 agentes para las tareas de patrullaje y vigilancia en un área en la que viven más de 150.000 personas. 

Con estos datos sobre la mesa, no es de extrañar que el cuerpo se haya gritado a sí mismo su famosa frase y haya dicho aquello de «alto a la Guardia Civil» para pararse y buscar soluciones a los problemas derivados de la falta de personal que ha traído de la mano la nula contratación pública durante los largos y oscuros años duros de la crisis económica. 

La solución, si es que se la puede denominar así, pasará por no atender por las tardes y noches en el cuartel de As Cancelas para poder enviar a esos guardias a puestos del medio rural donde son más necesarios. No hay que olvidar que la ciudad es territorio de la Policía Nacional. 

Podría ponerme comprensivo y justificar una medida que, evidentemente, busca una mejor gestión de los recursos. Pero no. Porque en el mundo en el que yo quiero vivir no admito recortes en aquellos que salvan nuestras vidas, velan por nuestra seguridad, nos curan cuando estamos enfermos o nos educan. 

Cada policía que falta, cada bombero, cada guardia civil, cada enfermero, cada médico, cada juez, cada fiscal o cada profesor hacen menos buena nuestra realidad. Si hemos salido de la crisis, como dice el Gobierno, ya pueden empezar a contratar. Que de recortes nos ha llegado.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/santiago/santiago/2017/01/26/alto-guardia-civil/0003_201701S26C12994.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias