viernes, 20 de enero de 2017

EL ABANDONO DE LA GUARDIA CIVIL

 Diario Montañés del pasado 13 de enero titulaba una información: 'Buelna, Iguña y Cieza piden no cerrar la oficina de atención al público de los cuarteles de la Guardia Civil'. Mi historia personal y profesional, igual que la de muchos otros guardias civiles, se identifica con los valores de «honor, lealtad, sacrificio y servicio a los españoles»
que nuestro fundador allá por el año 1844 inculcó a los primeros guardias civiles, y que generación tras generación han llegado hasta nuestros días. La Guardia Civil ha ido creciendo y evolucionando de la mano de la sociedad a la que sirve, con el objeto de cubrir las demandas que en cada momento le han requerido.

En los últimos 25 años, España ha experimentado importantes cambios sociales y económicos que han favorecido el desarrollo de la educación y la sanidad, pero no así las políticas de seguridad. La Guardia Civil dio un salto hacia el futuro con la adecuación de medios y personal en este periodo, pero esta adecuación no lo fue de la fuerza e intensidad adecuadas; en este periodo no se desarrolló el suficiente músculo para atender los cambios producidos en la sociedad española en campos como la industria, movimientos poblacionales, etc.; y con este músculo insuficiente a la Guardia Civil le tocó afrontar la crisis como al resto de estructuras del Estado. Pero ocurrió que teníamos un despliegue del siglo XIX, para atender la sociedad del siglo XXI, que no teníamos medios, que no teníamos personal.
Esta crisis ha provocado 13.000 vacantes dentro de la Guardia Civil, y estamos hablando que con esto cubriríamos las necesidades de unidades como las de los puestos de Los Corrales de Buelna y Molledo, diseño de unidades que estaban pensadas para actuar en otro modelo de estructura social y no en el actual. 
¿Por qué no tenemos músculo para afrontar esta realidad? Pues por carecer de políticas de Estado en materia de seguridad, por no atender las necesidades de cuerpos como la Guardia Civil y por permitir que el trabajo policial descansara solo sobre el espíritu de sacrificio de los guardias civiles, espíritu que es mucho, pero ante nuevas realidades delincuenciales se hace a todas luces escaso.
La situación de abandono a la que se ha sometido a la Guardia Civil como institución, y a los guardias civiles como servidores públicos, tendría que sonrojar a nuestra clase política en general. Cuando se habla de deudas históricas, creo que la clase política tiene una deuda histórica con los guardias civiles, y cuando esta se comience a pagar, entenderemos los guardias civiles que a nuestros responsables políticos les preocupa la seguridad.
Si los alcaldes de Los Corrales de Buelna, Cieza, e Iguña son conocedores de la realidad de la Guardia Civil, saben que sus demandas no serán cubiertas, simplemente porque no lo pueden ser por la carencia de efectivos para hacerlo. Si cuando se han reunido en los últimos años en las Juntas de Seguridad, y el delegado del Gobierno les hacía el mismo relato y ellos lo aceptaron, son copartícipes de esta situación. Les aconsejo que revisen la hemeroteca de los últimos años cuando se han evidenciado problemas de seguridad pública y ahí encontrarán las respuestas a la reunión del día 17 de enero de 2017. No quisiera centrar el problema con estos tres ayuntamientos, porque no sería justo: es problema de toda Cantabria y, por desgracia, trasladable a toda España.
El día 12 de este mes la organización que represento mantuvo una reunión con el director general de la Guardia Civil donde se le expuso la realidad que vivimos, en ella fui calificado como derrotista, pero no me considero como tal, solo soy realista.
¿Es previsible que la situación mejore en 2017? La respuesta es no. ¿Y en el 2018? La respuesta es no. El daño sufrido en nuestra estructura no se arreglará en los próximos años, y mucho menos si no se introducen cambios sustanciales en la Institución, cambios que tienen que venir del debate de muchos actores, asociaciones profesionales, movimientos cívicos, asociaciones de empresarios, partidos políticos, y población en general.

http://www.eldiariomontanes.es/cantabria/201701/19/abandono-guardia-civil-20170119103353.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias