jueves, 12 de enero de 2017

El nuevo LinkedIn del Ejército: "Contrata a un héroe de Afganistán"

Defensa apela al patriotismo de las empresas para contratar a los soldados que quedan fuera de las FAS.

Efectivos españoles en Afganistán, en la misión Resolute Support.



“Para las empresas es un orgullo contratar a estos militares que lo han dado todo por cumplir las misiones que se les han encomendado, arrostrando peligros de todo tipo en cualquier lugar del mundo en los que hubiera que preservar los intereses de su país -detalla el último número de la Revista Española de Defensa, editada por el Ministerio-. Han visto morir, herir o mutilar a sus compañeros; han comido lo que han podido cuando la misión lo ha exigido, dormido sobre el duro terreno y experimentado sensaciones únicas que llevan en la mochila de su conciencia”. 
Una de las primeras medidas que se adoptaron en el Congreso de los Diputados en la actual legislatura fue la creación de una comisión para introducir mejoras en tropa y marinería. El ingreso en esta modalidad se produce entre los 18 y 29 años, sabiendo que a los 45 años pasan a ser “reservistas de especial disponibilidad”. O lo que es lo mismo, a abandonar el Cuerpo cobrando 600 euros mensuales con la compatibilidad de otro empleo. “No podemos tener un Ejército lleno de soldados de 50 años”, señaló recientemente la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal en el Congreso. Pero el problema llega cuando, sin otra experiencia que la del Ejército, no logran reincorporarse a la vida laboral.

En el último ejemplar de la revista que envía el Ministerio de Defensa se recoge un artículo titulado “Contrata a un héroe”. El texto, escrito por el coronel de Infantería Juan Antonio Casado, hace un llamamiento al sector privado para fijarse en aquellos soldados que han desempeñado su labor en las Fuerzas Armadas: “Estas experiencias imprimen el carácter de una persona disciplinada, leal y trabajadora, tanto individualmente como en equipo”.
Según detalla el artículo, los efectivos han “servido a España en invierno a 30 grados bajo cero en Afganistán, en verano a 50 grados en Irak, o tomado pastillas a diario contra el paludismo que reducen tus facultades en Malí”: “Algunos se han preparado para afrontar nuevos retos en la vida civil, otros no tanto, pero en función de su preparación, la vida civil, la empresa, la administración, deben estar preparadas para recibirlos, ayudarlos, formarlos si es necesario”.

EL PROBLEMA, EN CIFRAS

De acuerdo a las cifras que Unidos Podemos presentó en el Congreso de los Diputados, cerca de 59.000 efectivos de tropa y marinería se encuentran en “situaciones urgentes” debido a la proximidad de la fecha en la que expiran sus “compromisos de larga duración” –el documento que rubrica la relación mutua entre Fuerzas Armadas y soldado y que sustituye al contrato profesional-. Desde Defensa, no obstante, se insiste en la salida que se les ofrece a los militares: 65 plazas de oficial y 737 de suboficial en 2016 y cupos para acceder a plazas ofertadas en la Guardia Civil o Policía Nacional.
Pero estas cifras no son suficientes para ofrecer una salida a los soldados de tropa y marinería, que deben buscar un futuro laboral en el sector privado. En la década de 2020, detalla el artículo de la revista del Ministerio, serán 3.000 los efectivos que habrán cumplido los 45 años y terminarán su carrera de tropa y marinería: “Ellos les devolverán con creces hasta el último céntimo invertido”, explica el texto. “Las facilidades a las empresas para que se sientan orgullosas de contratar a estos ciudadanos que han vestido el uniforme deben ser tenidas en cuenta por la Administración y, más aún, en tiempos de crisis”.

LOS VALORES DE UN SOLDADO

“Hay que buscar un modelo que funcione y aplicarlo -reza el artículo-. Pero esto no será posible si la Administración no toma medidas y, además, deben ser adoptadas con la suficiente antelación para que este problema no derive en manifestaciones y reclamaciones, infundadas por lo que a derecho se refiere, pero totalmente aceptables en lo que es moralmente exigible a una nación agradecida por lo que estas personas han ofrecido a España”.
“Lealtad, honradez, capacidad de esfuerzo, ilusión y amor por la labor a desempeñar” son las virtudes que desgrana la Revista Española de Defensa sobre los soldados que buscan incorporarse a la empresa privada. Y concluye con una petición: “Por favor, «hire a hero», contraten a un héroe. No se arrepentirán”.

http://www.elespanol.com/espana/20170111/185232374_0.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias