martes, 17 de enero de 2017

La CUP acusa a Policía y Guardia Civil de 'represivas, siniestras y peligrosas'

La portavoz de la CUP, Anna Gabriel, no ha tenido reparos en denunciar las "amenazas" que -a su juicio- han recibido miembros de su partido por parte de cuerpos policiales y ha advertido al consejero de Interior, Jordi Jané, que "esté muy atento a la movilización de la Plataforma Profesional de Fuerzas, Cuerpos de Seguridad y Vigilancia Aduanera". "Si pasa alguna cosa, él será responsable", ha dicho desafiante.


Así se ha manifestado la antisistema sobre la concentración convocada para este martes a partir de las 17:30 horas por los sindicatos de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral de Navarra, Mossos de Esquadra y policías locales de toda España que han dicho "¡Basta!" ante los ataques de la izquierda. Frente al Ayuntamiento de Barcelona y la Generalidad de Cataluña buscarán reivindicar la dignidad policial, exigir respeto institucional y denunciar el acoso que sufren por parte de miembros de la CUP.
La diputada de la CUP se ha atrevido a asegurar que "las amenazas provienen de sectores determinados de las cúpulas sindicales" de los Cuerpos de Seguridad y a exigir "alerta ante las actitudes de policías que pretenden acosar a cargos electos". Anna Gabriel parece haber olvidado el asedio al cuartel de la Guardia Civil de Manresa el pasado 14 de diciembre. Ese miércoles, la izquierda separatista -alentada por Arran, la sección juvenil de la CUP- se personó en la casa cuartel al grito de "fuera las fuerzas de ocupación". Los radicales también quemaron fotos del Rey y lanzaron bolas de pintura contra el edificio.

La separatista, que asegura que su "gran referente" es Fidel Castro -"brutal dictador que oprimió a su propio pueblo", tal y como recordó Donald Trump, y que ha dejado "un legado de fusilamientos, robo, sufrimiento, pobreza y negación de derechos humanos"-, ha instado a la Fiscalía de delitos de odio y discriminación a que "analice esta manifestación por la posible presencia de personas de extrema derecha". Pero Anna Gabriel ha ido más allá y ha acusado al colectivo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de "actuar políticamente para acusar a la CUP y a la izquierda separatista según una cultura policial represiva, siniestra, autoritaria y peligrosa". La portavoz de la CUP, que no duda en romper fotografías del Rey, acusa ahora al colectivo policial de "atizar el discurso del odio".
El cartel de la convocatoria de la manifestación de la Plataforma Profesional incluye una fotografía de Josep Garganté -el concejal skin de la CUP que pidió 'cortar la cabeza al Rey'- y otra de un policía víctima de una agresión al que le falta un ojo. La diputada ha cargado contra la imagen, de la que ha dicho que "no es un mensaje sólo contra la CUP, sino contra las personas que dicen de forma clara y contundente que no se permitirá ningún abuso policial ni ninguna vulneración de derechos", y ha desafiado a los sindicatos a los que califica "de extrema derecha" advirtiéndoles que no se dejarán intimidar.

Acusan a la Guardia Urbana de denuncias falsas

La concejal en el Ayuntamiento de Barcelona Maria Rovira, que ha sido denunciada por agresiones e insultos por un agente de la Guardia Urbana junto con su compañera de partido y también concejal María José Lecha, se ha defendido asegurando que se trata de "una denuncia a raíz de la rabia de algunos agentes de la Guardia Urbana por la absolución de Garganté". 
Las acusadas se dirigieron al agente con insultos y amenazas como “policía de mierda”, “torturador” y “ya te enterarás”, todo ello acompañado de patadas en las piernas y golpes bajos en el abdomen y costillas, durante una protesta previa a un juicio en el que Garganté acabó absuelto -por ausencia de denuncia- de presionar a un médico para que modificara el parte de lesiones de un mantero.
Rovira ha señalado que denunciarlas a ellas equivale a "denunciar todo el colectivo de la izquierda independentista", que -no tiene reparos en afirmar- "hace años que critica la impunidad y los abusos por parte de los Cuerpos de Seguridad". Lecha, por su parte, ha reclamado "un aislamento político, social y corporativo de los grupos reducidos pero violentos de la Guardia Urbana de Barcelona que cometen abusos y se amparan en el monopolio legal de la violencia".
http://gaceta.es/noticias/cup-acusa-policia-guardia-civil-represivas-siniestras-peligrosas-16012017-1806

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias