domingo, 29 de enero de 2017

Los guardias civiles, unidos ante la «chapuza» de las nóminas

AUGC consigue el respaldo de las asociaciones profesionales al adherirse a su iniciativa para que se convoque de inmediato el Pleno extraordinario del Consejo


Nómina de un guardia civil con las deducciones



OVIEDO 
Los errores detectados en la contabilidad de los incentivos al rendimiento, tanto en productividad estructural como en sobreesfuerzos, por horas de exceso, festivos y servicios nocturnos en las nóminas han logrado unir a las asociaciones profesionales de la Guardia Civil. El director general del instituto armado, José Manuel Holgado, tendrá que convocar el Pleno extraordinario del Consejo, órgano colegiado en el que participan representantes de los miembros de la Guardia Civil y de los Ministerios de Interior y Defensa, después de que la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) haya logrado reunir el tercio de vocales que se precisa para su convocatoria. Prácticamente, la totalidad  de las asociaciones profesionales se han adherido a su iniciativa para exigir explicaciones y depurar responsabilidades ante lo que califican como «una chapuza» .
«Se pasan la pelota»
«Aquí nadie asume responsabilidades y se pasan la pelota unos a otros», asegura Alberto García Llana, secretario general de AUGC en Asturias, que denunció formalmente las irregularidades en el mes de noviembre pasado ante el director general. La asociación calcula que hay más de 40.000 afectados, mientras que la Dirección General rebaja la cifra a unas 30.000 personas. El Servicio de Retribuciones prevé que el monto total ascenderá a tres millones de euros.
El Consejo de la Guardia Civil está integrado por 32 vocales, de los que 16 son nombrados por la administración y los otros 16 son elegidos democráticamente. «Para convocar el pleno extraordinario se precisan los votos de once vocales», explica el secretario general en el Principado.  AUGC ha conseguido sumar a sus ocho vocales, los dos representantes de la Asociación Profesional de Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC), el representante de AEGC (Asociación Española de Guardias Civiles) y el vocal independiente M.J.C. Además, grupos políticos como Unidos Podemos, PSOE y Ciudadanos han pedido al Gobierno que «aclare las causas del error que va a hacer que muchos funcionarios de la Guardia Civil vayan a ver alterada la cantidad que recibirán en la nómina de febrero», cuántos agentes han percibido «cantidades indebidas en concepto de productividad y nocturnidad, desglosados por comunidades autónomas y provincias», «a cuánto asciende la cantidad total del error contable en el abono»,  «si tiene previsto el Gobierno cambiar el método de cálculo y retribución para evitar que se vuelvan a producir errores de este tipo», así como la exigencia de responsabilidades, centradas en el subdirector de Personal.
«Los operadores dieron el visto bueno»
Las asociaciones han mostrado su absoluto rechazo ante estos desajustes que han cogido desprevenidos a muchos agentes, quienes han visto con perplejidad cómo sus nóminas se han visto reducidas en 200, 300, 400 e incluso en algunos casos extremos en 1.000 euros. Alberto García Llana asegura que la única explicación que han recibido es que el problema se produjo por fallos en la aplicación informática cuando los datos sobre los servicios que se realizan que volcó el Sistema Integral de Gestión Operativa (SIGO) no fueron reconocidos por el Sistema de Gestión Integral de Retribuciones (SGIR).
«Todos los meses, cuando se vuelcan los datos, se genera un listado de horas de exceso, festivos y horas nocturnas por Comandancias. Y a los operadores de cada Comandancia les envían la relación para ratificar que los datos que aparecen están correctos. Cuando los operadores dan el visto bueno, Retribuciones los abona. El caso es que nos dicen que ni el sistema, ni los operadores detectaron irregularidad alguna y sin embargo hay más 40.000 afectados», comenta.
Al malestar por estas disfunciones, se suman los 2.000 afectados que llevan un año sin cobrar  los servicios nocturnos y que, según los datos que maneja AUGT, lo podrían empezar a cobrar con la nómina de febrero. «Aún falta por recoger el segundo semestre de 2016 en la nómina de enero, por lo que llegará previsiblemente en marzo. Aquí no ha habido ninguna lógica, ni para cobrar de menos, ni de más. Lo normal es que si hubo ingresos indebidos, el Servicio de Retribución hubiera avisado a los funcionarios que lo cobraron y se lo hubieran reclamado, pero no quitarlo de golpe y sin explicaciones».
También hay casos muy chocantes. Alberto García Llana ilustra con el ejemplo de una unidad de investigación en la que trabajan cuatro guardias que realizan el mismo servicio e invierten las mismas horas de investigación. «A tres de ellos les ha dado error y al cuarto no. Y, sin embargo, no hay nadie que asuma tantos y tan graves errores», lamenta el secretario general.
http://www.lavozdeasturias.es/noticia/asturias/2017/01/28/guardias-civiles-unidos-ante-chapuza-nominas/00031485630893989641988.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias