miércoles, 15 de febrero de 2017

Juicio contra un guardia civil y su esposa, que niegan las acusaciones

  • Fiscalía acusa de blanqueo, depósito de armas de guerra y hurto; pide 18 años

La Sección VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha señalado para hoy el inicio de la toma de declaración a un componente de la Guardia Civil que fue detenido en septiembre de 2011 en una operación de Asuntos Internos. Se le acusa de una presunta comisión de blanqueo de capitales, depósito de armas de guerra y hurto; delitos de los que se considera inocente por lo que ayer mismo evitó una conformidad que rebajaba notoriamente los 18 años de cárcel que, en su conjunto, se le pide de manera inicial.
Ayer estaba previsto que declarara, pero su testifical se escuchará finalmente hoy después de que la Defensa y la representante del Ministerio Fiscal expusieran sus alegaciones ante el tribunal de la Sección VI, presidido por la magistrada Rosa de Castro, que denegó acordando así la continuación de la vista oral que se espera se extienda durante un mes.
La Defensa planteó un cúmulo de nulidades poniendo de manifiesto cómo la esposa del agente, que también figura como acusada en esta causa, había sido relacionada con un delito del que no podía ser enjuiciada como es el de depósito de armas de guerra “que sorpresivamente se le imputa”. Puso de manifiesto también que la jueza instructora no disponía de datos objetivos para sacrificar el derecho fundamental de las comunicaciones cuando acordó la intervención del teléfono móvil de su patrocinado, por lo que cualquier otro asunto derivado de la decisión de intervenir esa línea quedaría invalidado al pedir la nulidad del auto inicial de 16 de julio de 2010. La Defensa entiende que no quedó acreditado de hecho una investigación previa antes de esa intervención, advirtiendo de que la invasión de las comunicaciones telefónicas constituye una “medida excepcional” en todo caso. Puso de manifiesto además que la acusación que lleva a este juicio el Ministerio Fiscal en base a los datos investigados se sustentan en “meras conjeturas policiales” hasta el punto de que al agente se le relaciona con dos personas supuestamente vinculadas con el tráfico de drogas sin aportar el porqué de esa relación o se dice que su “forma de conducir llamaba la atención de la Policía” por lo que se ordenó intervenir su teléfono. También el uso de móviles cuando solo figura que tiene uno. “¿El juez tiene que creerse todo lo que le diga la Policía? Tendrá que creer algo más que conjeturas…”, expuso el abogado Jorge Gil Pacheco, que lleva la defensa del agente y su esposa.
Fiscalía se opuso a todas las peticiones de nulidad de la Defensa negando que hubiera existido indefensión o que por parte de la jueza instructora se le hubieran negado pruebas.
El tribunal consideró tras una deliberación que no cabe hablar de vulneración alguna de derechos fundamentales por lo que la sesión comenzará esta misma mañana.

http://elfarodeceuta.es/2017/02/15/juicio-guardia-civil-esposa-niegan-las-acusaciones/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias