lunes, 13 de marzo de 2017

Carta abierta al Excmo. Sr. Ministro del Interior

Carta abierta al Excmo. Sr. Ministro del Interior
Carta abierta al Excmo. Sr. Ministro del Interior
Sr. Ministro, en varias ocasiones le hemos oído decir que va a mejorar las retribuciones de la Guardia Civil y que va a acabar con las diferencias no justificadas entre ésta y la Policía.   


La verdad que eso se lo hemos oído ya a otros políticos, incluso al propio presidente del Gobierno Sr. Rajoy,  (seguro que usted también ha visto ese vídeo en el que hace unos años el hoy presidente del Gobierno dijo que un guardia civil cobraría como los policías autonómicos).  Nada nuevo bajo el sol de nuestra querida España.

Ha dicho usted, Sr. Ministro, que la cuestión no es sencilla, que hay que estudiarla y que, en todo caso, habrá de ser poco a poco, no de forma inmediata,  en los próximos años.  ¡Ah!,  que no se me olvide,  sería injusto omitir sus manifestaciones de aprecio casi a diario. Nos consta su consideración y cariño hacia la Guardia Civil y la Policía, como el de miles de ciudadanos anónimos.

Hasta ahí su discurso, Sr. Ministro, parece sensato y hasta le puedo reconocer que gusta oírlo pero debo decirle que  los guardias civiles somos optimistas experimentados,  por aquello de que un pesimista es un optimista con experiencia. Ese discurso del cariño y de que van a mejorar la Guardia Civil tan pronto como se pueda, para nosotros, ya huele un poco a rancio,  mensaje que ya nos suena cansino desde hace muchos años al ser pronunciado por políticos de todos los colores, el Sr. Rajoy, entre ellos.

Palabras, palabras y palabras, Sr. Ministro, ¿cuándo veremos algún hecho?

Pues ya le digo que en pocos días  va a perder su primera oportunidad para ganarse la credibilidad entre los guardias civiles. Le explico por qué. 

Es públicamente conocido que la Guardia Civil ha perdido en los últimos años un potencial de servicio de más de 10.000 efectivos. Estos efectivos se reponen mediante dos instrumentos: la Oferta de Empleo Público por un lado, y la regulación de plantillas mediante Real Decreto por otro.


Como sabe, Sr. Ministro, en estos días  se tramita uno de esos instrumentos. Es el Real Decreto de Plantillasque regula el número de empleos de cada nivel y que influye tanto en las retribuciones de los guardias civiles como en sus posibilidades de carrera futura dentro del Cuerpo.


Esperábamos que  nuestro Ministro abanderase este asunto y aprovechara la primera oportunidad que tiene para dar un primer paso poniendo sobre la mesa un hecho incontestable con el que demostrar que no  solo tiene palabras para la Guardia Civil.  Pero no, tristemente no está siendo así.  

El Real Decreto de plantilla que se está tramitando ha supuesto una auténtica decepción para los guardias civiles, más de lo mismo,  mantiene y consolida las diferencias con la Policía otros cuatro años más. 

Hay cosas muy claras que no necesitan de tanto estudio, Sr. Ministro, y si lo necesita, estamos dispuestos a explicárselo. Si quiere algún ejemplo, pese a que Guardia Civil tiene más efectivos que la Policía, ésta tiene casi  700 puestos de trabajo de nivel 27 y la Guardia Civil con este Real Decreto solo tendrá 448;  o en el nivel 28 la Policía tiene más de 350 puestos de trabajo y la Guardia Civil solo tendrá 292, o si quiere también comparar con otros niveles más bajos la Policía tiene más de 9.000 puestos de trabajo de nivel 20 y la Guardia Civil apenas 5.000.  

 Eso sí, donde le ganamos a la Policía es en el nivel más bajo, en el nivel 17, de esos tenemos 10.000 más que la Policía.

Palabras, palabras y palabras Sr. Ministro, eso es lo que tenemos hasta ahora, palabras;  y en la primera ocasión que tiene el Ministro sobre su mesa para hacer algo más que ofrecer solo palabras volvemos a obtener palabras.  

El proyecto de Real Decreto de plantillas que nos pone sobre la mesa apenas cubre las ausencias de aquellos guardias civiles que prestan servicio en organismos fuera de la Guardia Civil (y cobran por esos organismos) como la Secretaría de Estado de Seguridad,  Gabinete de su Ministerio, Ministerio de Defensa, órganos Internacionales, etc.  Más de 120 oficiales, 80 suboficiales y otros tantos cabos y guardias trabajan fuera de la Guardia Civil.  Sr. Ministro, debo decirle, con tristeza, que estos hechos dejan huecas sus palabras de afecto y de compromiso.

Lo que sí se puede para la Policía no se puede para la Guardia Civil, porque no hay dinero (para vosotros, le falta decir). Cuando se pide que se trate con respeto y dignidad a la Guardia Civil siempre se nos contesta del mismo modo: a vosotros se os quiere mucho. 

Y esto lo tenemos que aguantar cuando se publican subvenciones de más de 52 millones de euros para los partidos políticos, a esos partidos que los ciudadanos quieren tanto  como quieren a la Guardia Civil.

Los guardias civiles, Sr. Ministro, no son ajenos a la sociedad, debajo de la tela verde hay personas de carne y hueso, personas a las que a diario se les está diciendo que aunque hacen muy bien su trabajo no pueden tener lo mismo que otros policías y que deben seguir esperando. 

¿Por qué siempre los guardias civiles Sr. Ministro? ¿Por qué sí hay dinero para que la Policía pueda  tener 700 puestos de trabajo de nivel 27 y la Guardia Civil casi 300 menos?, ¿por qué se desprecia a quienes están dispuestos a dar su vida por salvaguardar la de los demás?

Sr. Ministro hay problemas que, como el que  he descrito, no se solucionan con palabras sino con hechos y que, además, no admiten demora. 

Este tren de las plantillas solo pasa cada cuatro años (que es la vigencia del Real Decreto). Si ahora no lo soluciona tendremos claro que no ha querido y que, frente a sus palabras, la verdadera voluntad es que esto siga así otros cuatro años,  durante toda la legislatura.

Hace unos días se comenzó a difundir en las redes sociales mensajes bajo la etiqueta #ZoidoDecepcionaGC  como reacción al proyecto de Real Decreto de plantillas de la Guardia Civil que el Ministerio ha puesto sobre la mesa y es seguro que este malestar irá en aumento si el Real Decreto mantiene cuatro años más la injustificada diferencia con la Policía. Le aseguro que los guardias civiles no queremos dañar su imagen Sr. Ministro,  sencillamente los guardias civiles cada día estamos menos dispuestos a permitir,  sin defendernos,  que  se nos trate peor que a otros cuerpos policiales

 Los guardias civiles venimos prestando protección a aquellos que lo necesitan y  hemos sentido durante demasiados años como nadie nos protege, por muchos pétalos de flores y vivas que nos lancen en los desfiles.  Como siempre, Sr. Ministro, palabras, palabras y palabras. Hoy más que nunca, Sr. Ministro, los guardias civiles estamos legitimados para denunciar estas situaciones, y nos vemos obligados a defendernos porque nadie más lo hace.  Para nosotros solo hay palabras, palabras y palabras.

Solo puedo acabar diciéndole, Sr. Ministro, que aún albergo esperanza –llámeme iluso-  de que recapacite y no decepcione a los guardias civiles con este Real Decreto de plantillas que está en trámite porque no tendrá más oportunidad de actuar sobre esta norma durante la legislatura, enterrando con ello cualquier posibilidad de credibilidad. En pocos días saldremos de la duda: hechos o más palabras.  

Madrid, 12 de marzo de 2017

Francisco García Ruiz
Capitán de la Guardia Civil
Presidente de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil

http://www.unionoficiales.org/index.php?mod=noticias&noticia=2699

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias