miércoles, 22 de marzo de 2017

Detenido por apuñalar con un punzón en el pecho a un agente de la Policía Nacional en El Ejido

El agente salvó la vida gracias a la protección de su chaleco antibalas, dañado a la altura del corazón


Un agujero profundo en el chaleco antibalas, a la altura del corazón, muestra gráficamente la entidad de la agresión sufrida la noche del pasado domingo por un agente de la Comisaría Local de la Policía Nacional en El Ejido.
Un varón de 44 años de edad, vecino de la localidad, se abalanzó contra un policía durante una intervención y le asestó una puñalada con un punzón que escondía entre las ropas. La protección del chaleco frenó el metal del arma blanca y evitó una tragedia.
El suceso se produjo sobre las 22.15 horas del domingo. La sala de coordinación de la Comisaría de El Ejido recibió una alerta sobre un incidente en un establecimiento de la calle Granada y movilizó a una patrulla de Seguridad Ciudadana. 
Según el relato del denunciante, un varón notablemente alterado lanzaba piedras contra un local de comida rápida en el entorno del Auditorio de El Ejido.
El sujeto había herido a un vecino en la pierna tras golpearle con una piedra a la altura del tobillo y mantenía una actitud agresiva. Blandía un punzón entre insultos y amenazas de muerte.De hecho, según los primeros detalles sobre el suceso conocidos por LA VOZ DE ALMERÍA, el detenido habría intentado ‘pinchar’ a una persona en el interior del establecimiento.
La Policía Nacional reaccionó rápidamente y acudió  a la calle Granada para socorrer a las posibles víctimas y detener al presunto agresor, que se dio a la fuga unos segundos antes. Los agentes siguieron su rastro hasta la cercana calle Almería, a pocos pasos del Ayuntamiento de El Ejido. Cuando la patrulla procedía a identificar al sospechoso, el varón sacó un punzón de grandes proporciones, se lanzó contra un agente y le apuñaló en el pecho.
El chaleco antibalas evitó una herida mortal de necesidad a la altura del corazón y permitió a los agentes reducir al agresor. Fue arrestado y se enfrenta a acusaciones por daños en el establecimiento, lesiones leves a un vecino y tentativa de homicidio, según los primeros datos conocidos (las acusaciones deberán perfilarse después en su comparecencia ante el Juzgado de Instrucción de Guardia en El Ejido, a lo lardo de la mañana del miércoles).
Chalecos
La entrega de chalecos antibalas para todos los agentes de la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías locales es una reivindicación de las organizaciones sindicales y culturales de estos cuerpos. Se considera una medida de autoprotección básica para el desarrollo de labores de seguridad ciudadana y grupos de intervención policial, más aún tras la elevación del nivel de alerta antiterrorista en todo el país hace aproximadamente dos años.
El Ministerio del Interior anunció un plan para reponer los chalecos dañados y aportar nuevos equipos a todos los agentes en situación de riesgo potencial. El Gobierno asegura que entregó unos 25.000 chalecos entre los años 2012 y 2015. Sin embargo, los sindicatos impulsaron una campaña para exigir mayor inversión e incorporar otros materiales como, por ejemplo, guantes anticortes.
"Que no salga gratis"
La Confederación Española de Policía (CEP) ha lamentado la agresión sufrida por una agente de la Comisaría de El Ejido el pasado domingo y ha pedido un reflexión a las autoridades judiciales y políticas para castigar con más severidad los ataques.
“Estamos cansados de que los ciudadanos atenten contra los agentes de la autoridad y les salga gratis”, ha señalado José Antonio Alcaraz, secretario provincial de la CEP en Almería. “De no llevar el chaleco antibalas estaríamos de duelo por el fallecimiento de otro compañero”.

http://www.lavozdealmeria.es/Noticias/125661/2/Quita-el-móvil-a-su-hijo,-él-la-denuncia-y-el-juez-la-abuelve

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias