domingo, 5 de marzo de 2017

La Guardia Civil patrulla a pie por falta de coches

El envejecimiento del parque móvil y su escasa reposición obligan a agentes de puestos principales a regresar al siglo XX
Esta situación repercute en la seguridad de los ciudadanos y en la de los funcionarios, al estar más expuestos
Una pareja realiza su turno a la vieja usanza esta semana en un municipio de la región


La Guardia Civil regresa al siglo pasado. El motivo es el mal estado del parque móvil, que no se ha renovado al ritmo que sería necesario desde que comenzó la crisis. Así lo denuncia a ABC la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC).
Esta situación que afecta, prácticamente a toda la región, es especialmente preocupante en algunos municipios como Collado Villalba, Rivas Vaciamadrid, Algete o Las Rozas, entre otros. Se trata de localidades dotadas de puestos principales de la Benemérita, ya que dan cobertura a localidades urbanas, extensas y pobladas, así como a pueblos anejos.
Ante el deterioro de los vehículos, muchos agentes se están viendo obligados a realizar las patrullas a la vieja usanza: a pie. Un hecho insólito en el Cuerpo que solo ocurre de manera ocasional en los cascos históricos en los que, debido a su estrechez, por sus calles no puede transitar vehículos. «En estos casos una pareja de agentes hacen el corto recorrido a pie, pero a 200 o 300 metros tienen el coche», explican.
El hecho de tener que hacer los servicios «a patita» va en detrimento de la seguridad ciudadana y de la de los agentes. En primer lugar, porque si ocurre un robo o cualquier otro incidente, difícilmente los funcionarios pueden llegar a tiempo al lugar de los hechos en esas condiciones. Y, en segundo, en la de los efectivos, ya que están totalmente expuestos. No hay que olvidar que todo esto sucede en pleno nivel 4 de alerta terrorista.
Ante la escasez de vehículos y la antigüedad de los existentes, se da el caso de que en muchas ocasiones hay más efectivos (y eso que son escasos) que coches. Y ocurre que si un municipio tiene ocho patrullas y solo seis coches útiles, dos tendrían que ir a pie. Para evitar que las dos últimas salgan así a la calle, lo que se suele hacer es enviar a una de ellas a la oficina de denuncias o a realizar otras funciones. Eso, cuando no tienen más remedio que salir a la calle con uno desvencijado, cuyas puertas no cierran, indica el portavoz de la AEGC. «Solo nos falta salir con capa y tricornio, pues ni siquiera tenemos bicicletas», ironiza.
Escrito que limita el kilometraje de los nuevos vehículos
Escrito que limita el kilometraje de los nuevos vehículos- ABC
Esta situación que se está produciendo en algunos puestos principales de la región en las últimas semanas, obedece al envejecimiento del parque móvil, recalcan las mismas fuentes. Han denunciado en varias ocasiones el pésimo estado de la flota a la Comandancia de la Guardia Civil ya la Dirección General sin obtener una solución.

Más de 300.000 kilómetros

El exceso de kilometraje de los patrullas –en algunos casos, superan los 300.000 kilómetros–, los convierten en un peligro. Cables sueltos, puertas que no abren o no cierran, llaves que no funcionan, volantes y palancas desgastados... son algunos de los desperfectos que presentan. Todo ello, afecta a la respuesta y a la eficacia policial, así como a la seguridad de los funcionarios, por el riesgo que supone.
Aunque la Dirección del Cuerpo ha adquirido nuevos coches, son pocos los que están funcionando. «Además, les ponen un límite de dos mil kilómetros al mes, lo que significa 30 kilómetros al día, por lo que solo en un turno se rebasa el tope; el motivo: que no se sobreutilicen». AEGC agrega que la Guardia Civil compra los vehículos y no recurre al «renting» como otros Cuerpos. Además, tiene un servicio de material móvil.
http://www.abc.es/espana/madrid/abci-guardia-civil-patrulla-falta-coches-201703050017_noticia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias