miércoles, 8 de marzo de 2017

Multan a un municipal de Bilbao por insultar a policías nacionales en una despedida en Logroño

A la rotulación del vehículo le faltaba la letra 'p' y, al pasar, el joven gritó 'olicía asesina'

Un joven policía municipal de Bilbao fue multado hace dos semanas por insultar a una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía en Logroño. El altercado presuntamente protagonizado por el agente I. B., perteneciente a las últimas promociones de la guardia urbana, se produjo cuando estaba celebrando una despedida de soltero con sus amigos en la capital riojana.
El policía bilbaíno estaba de celebración hace quince días en una céntrica calle de Logroño, que se ha convertido en uno de los destinos por excelencia de las despedidas de soltero de los vascos, cuando vieron pasar una furgoneta del Cuerpo Nacional de Policía, que en esta comunidad ostenta la competencia de seguridad ciudadana. Según las fuentes consultadas por EL CORREO, el agente y sus amigos se dirigieron en «tono despectivo» a los funcionarios. Al parecer, a la rotulación del vehículo le faltaba la letra ‘p’ y, al pasar por allí, uno de los jóvenes gritó «olicía asesina» (sic).
«Soy compañero»
Los agentes se bajaron del vehículo, identificaron a tres jóvenes y preguntaron quién había dicho eso. Después de unos momentos de silencio, en los que nadie se responsabilizaba de lo ocurrido, I. B. respondió que había sido él. Pero insistió en que se trataba de una especie de broma sin importancia, relacionada con el hecho de que a la furgoneta le faltase la letra ‘p’. También se identificó como «compañero». Este último detalle, según los mismos medios, sentó especialmente mal a los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, que no entendían como otro agente podía tildarles de asesinos.
Finalmente, decidieron abrirle un expediente por infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida popularmente como ‘ley mordaza’. La infracción que le imputan es una falta de respeto y consideración debida a los agentes de la autoridad. Este tipo de sanciones administrativas pueden oscilar entre los 100 y los 600 euros.
Desde que en julio de 2015 entró en vigor esta ley, las fuerzas de seguridad ponen unas treinta multas al día por «faltas de respeto». Se trata de la segunda infracción que más veces se repite, sólo superada por el consumo de drogas en lugares públicos. En Markina, por ejemplo, el pasado enero la encargada de un bar fue sancionada por negarse a servir un café a dos ertzainas. Lo que no es tan habitual es que sea un policía el sancionado por faltar el respeto a un «compañero».

http://www.elcorreo.com/bizkaia/201703/08/multan-municipal-bilbao-insultar-20170307210858.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias