domingo, 19 de marzo de 2017

Sancionan a un guardia civil que recomendó la empresa funeraria de su mujer

Madrid, 19 mar (EFE).- El Tribunal Supremo ha sancionado a un guardia civil de Zamora con siete meses de suspensión por haber realizado trabajos para la funeraria de su mujer sin la debida autorización, labores que le llevaron a recomendar la empresa de su esposa mientras actuaba como policía judicial.

"El ofrecimiento de los servicios de la empresa (...) se produjo en la madrugada del 23 de enero de 2012, cuando el guardia civil (...) ofreció reiteradamente los mismos" al familiar de una fallecida, fallecimiento que había motivado la intervención de un médico forense.
La sentencia considera probados esos hechos y también que, cuando el afectado respondió que ya había contratado los servicios de otra funeraria, el guardia le explicó "que, de no prestar el servicio la sociedad primeramente citada, podría tener pegas para sacar el cadáver de su pariente del tanatorio".
En cualquier caso, el Supremo, que acepta estos hechos como probados, no los considera decisivos para la sanción, pues la impone porque el guardia no disponía del permiso necesario para compatibilizar ambas tareas.
Lo que sí tiene en cuenta el alto tribunal es que el guardia civil actuó en representación de la empresa de su mujer en varias ocasiones, vulnerando el régimen de incompatibilidades impuesto para los guardias y sin pedir permiso para hacerlo.
Así, se reunió con la concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Benavente (Zamora) en febrero de 2012 para decidir los lugares apropiados para colocar esquelas funerarias, que hasta ese momento se fijaban en árboles y farolas.
En otra reunión relativa al alquiler de velatorios por parte de particulares, el guardia civil intervino activamente y se identificó como responsable de asuntos externos de la funeraria de su esposa.
La sentencia afirma que el bien jurídico que se protege mediante el régimen de incompatibilidades impuesto a los agentes, cuya transgresión constituye una falta muy grave, es tanto la total dedicación a su labor como el tratamiento objetivo e igualitario de los ciudadanos.
Asimismo, se protege la imagen pública y social de los servidores de la ley.
"Se trata de preservar no solo la necesaria objetividad e imparcialidad de los miembros del instituto armado, que pueden quedar comprometidos con el desempeño de actividades relacionados con la función, sino de asegurar la plena dedicación que resulta exigible a quienes integran las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", concluye el fallo del Supremo. EFE

http://www.lavanguardia.com/vida/20170319/421009431244/sancionan-a-un-guardia-civil-que-recomendo-la-empresa-funeraria-de-su-mujer.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias