domingo, 30 de abril de 2017

A prisión un guardia civil de Alicante por traficar con hachís mientras estaba de baja

La Audiencia Nacional ha impuesto condenas de hasta tres años y medio de cárcel para los seis miembros de una organización de traficantes que en el verano de 2014 intentó introducir más de tonelada y media de hachís en España desde Marruecos por vía marítima: entre los condenados hay un agente de la Guardia Civil que en esos momentos estaba de baja por enfermedad, y que utilizó sus conocimientos en este tipo de investigaciones para ayudar a la banda. 
Alijo de 450 kilos de hachís incautado en Irún en septiembre de 2016




Según explica la sentencia de la sección primera de lo penal, los preparativos para introducir el alijo de hachís desde Marruecos empezaron en febrero de 2014: el agente de Guardia Civil estaba de baja por enfermedad, pero había trabajado en el acuartelamiento de la localidad alicantina de Ibi, en el interior de la provincia, desarrollando su labor en el área de investigación,  "lo que le servía para conocer los métodos de investigación de sus compañeros". 
El agente de baja actuaba como enlace con las personas de la organización que estaban en Marruecos, e incluso se desplazó a Ibiza para procurarle una embarcación a la organización. Otro ofrecía su casa en Melilla para alojar a miembros del grupo, un tercero supervisaba el transporte de la mercancía y los dos restantes eran los pilotos. Dos de ellos ya habían sido condenados anteriormente por traficar con drogas: las reuniones preparatorias tuvieron lugar en una urbanización de la localidad malagueña de Estepona. 
El alijo fue finalmente incautado a las seis y media de la mañana del 11 de junio de 2014 en las aguas del Mar de Alborán. El buque Río Miño de la Guardia Civil de Cádiz abordó la semirrígida y se hizo con 76 fardos de hachís: más de tonelada y media de droga que hubiese tenido un valor de más de tres millones y medio en el mercado ilícito. El resto de miembros de la banda eran detenidos unos días más tarde en lo que la Guardia Civil bautizó como operación 'Sacaleta-Bracos'.
Acuerdo con la Fiscalía
Tras reconocer los hechos y llegar a una conformidad con la acusación ejercida por la Fiscalía, los seis condenados tendrán que ir a prisión: cuatro de ellos, entre otros el guardia civil, son condenados a tres años de cárcel y multa de millón y medio de euros. Los otros dos, a los que se aplica el agravante de reincidencia, a otros seis meses más: todos tendrán que entrar en prisión a cumplir sus condenas. 
La sentencia, que ya es firme al haber sido alcanzada por conformidad, también especifica el decomiso de seis vehículos incautados a los condenados, así como también la embarcación semirrígida en la que transportaban el hachís. 
http://cadenaser.com/ser/2017/04/28/tribunales/1493374706_598618.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias