martes, 11 de abril de 2017

La Dirección General de la Guardia Civil pretende negar una verdadera promoción profesional de Suboficiales, Cabos y Guardias

En el último Pleno del Consejo se nos informó a las asociaciones profesionales sobre el proyecto de Real Decreto de plantillas en la Guardia Civil. 
Cuadro elaborado por AUGC con el aumento de empleos por escalas de la Guardia Civil


Una norma de vital importancia para quien pretenda ascender y promocionar profesionalmente dentro del Cuerpo.
AUGC se opuso frontalmente a la redacción actual de esta norma, el resto de asociaciones también aunque por motivos diferentes. Lo que este Real Decreto va a marcar y definir es el aumento de efectivos, durante los próximos cuatro años –hasta 2021- en cada uno de las escalas y empleos que no dependen de la Oferta de Empleo Público, es decir a todos los empleos menos a Guardia, Sargento y Teniente. Se adjunta informe a este comunicado ampliando información.
Vamos a analizar la previsión de aumento de empleos por escalas de manera detallada, pero antes hemos de significar que este Real Decreto sobre Plantillas se ve afectado por la paupérrima Oferta de Empleo Público, y la deficiente planificación de la Dirección General de la Guardia Civil que acomete esta previsión negándose a afrontar un verdadero Catálogo de Puestos de Trabajo que defina las necesidades de las unidades.
ESCALA DE CABOS Y GUARDIAS
Es primordial el aumento de efectivos en esta escala, al igual que en la escala de Suboficiales, pues es necesario para la operatividad de las unidades, así como para una verdadera promoción profesional. Así mismo, se requiere el aumento del número de cabos para evitar que sean los guardias civiles quienes ejerzan funciones de mando de unidad.
En el empleo de Cabo existe un perjuicio, y es que en la actualidad se tarda alrededor de (la friolera) de 6 años en ascender a Cabo 1º. Algo que por medio de este Real Decreto se podía haber solucionado. Sin embargo la DGGC camina en sentido contrario y decide aumentar en apenas 500 efectivos el empleo de Cabo 1º en los próximos cuatro años. Igualmente el empleo de Cabo Mayor aumenta, pero la realidad es que está sin cubrir el 20% de este empleo debido a las malas condiciones de ascenso.
Además, no tienen ninguna celeridad para poner en marcha en ascenso por cambio de escala, es decir el proceso por el cual, desde la escala de suboficiales, y cabos y guardias, quienes posean la titulación universitaria oficial que se determine puedan acceder a la escala de oficiales. La Ley de Personal no establece plazos, sino que habla de que en las dos primeras convocatorias por cambio de escala se reservará la totalidad de las plazas para la escala de suboficiales, por lo que no existe fecha poner en marcha el ascenso por cambio de escala, pues hasta que no se celebren esas dos primeras convocatorias con reserva exclusiva de plazas para suboficiales no se podrán acoger a esta modalidad la escala de cabos y guardias. El ascenso por cambio de escala por esta modalidad, cuyo uno de los requisitos es estar en posesión de titulación universitaria oficial queda “sine die” por la Dirección General de la Guardia Civil. Tampoco sabemos que tanto por ciento se reservará, pues la Ley de Personal menciona “hasta un 30 por cien” de las plazas, y nuevamente como la ley no delimita, no sabemos ni cuando ni en que número de plazas se reservaran para el cambio de escala.
ESCALA DE SUBOFICIALES
Como hemos dicho anteriormente, es el empleo de Cabos y Sargentos los que deben aumentarse, pues se ganaría en operatividad. El verdadero problema de esta escala se encuentra en la renuncia mayoritaria de compañeros y compañeras que renuncian al ascenso a Brigada, debido a las lastimosas condiciones de ascenso.
Igualmente, a los suboficiales le afecta lo comentado en el punto anterior para el ascenso a oficial por el cambio de escala, que no por promoción interna, donde no existen plazos para el cambio de escala con el requisito de estar en posesión de titulación universitaria oficial.
ESCALA DE OFICIALES
Aquí es donde se produce la sorpresa, al incrementar de manera notoria el empleo de Comandante. 66 en la escala de oficiales, con la excusa de la integración; pero además, 10 en la Escala de Oficiales a extinguir, lo que ya de entrada puede ser un fraude de ley, pues soslaya la disminución de la escala, que tenía prevista la propia la Ley de Personal. Para colmo, se produce un aumento de cifras y cambio de plazos, engañando a los guardias civiles y a sus representantes, pues los mismos ni siquiera fueron los que se informaron en el Consejo de la Guardia Civil.
En suma, la DGGC da prioridad al aumento Comandantes, por encima de Suboficiales y Cabos, por culpa de una desastrosa integración de escalas de Oficiales Superiores y Oficiales que finalmente se realiza a costa del sacrificio de las escalas de Suboficiales y Cabos y Guardias.
CONCLUSIONES
Muchas de las consecuencias de una gravosa promoción profesional de los miembros de este Cuerpo vienen derivadas del excesivo número de empleos en cada escala, copia de un modelo de las Fuerzas Armadas, pero ineficaz para un cuerpo policial como es la Guardia Civil. Así lo confirman el alto número de renuncias al ascenso, algo inexplicable para cualquier órgano de recursos humanos de otras policías, o resto de Administración.
Si realmente se quiere ver evolucionar a la Guardia Civil hacía un cuerpo policial moderno, eficaz y plenamente adaptado al siglo XXI es necesario una modificación de la Ley de Personal para readaptar los empleos y modificar la plantilla para dotar de operatividad todas las unidades. Lo que realmente hacen falta son efectivos de patrulla y coordinadores de servicio tomando decisiones en las incidencias que se producen durante el mismo, y no aumentar el número de miembros en las escalas superiores para gestionar.
http://www.augc.org/news/2017/4/11/la-direccion-general-de-la-guardia-civil-pretende-negar-una-verdadera-promocion-profesional-de-suboficiales-cabos-y-guardias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias