lunes, 17 de abril de 2017

PASIVIDAD DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL ANTE LOS ATAQUES EN EL CAMPO DE GIBRALTAR

Ya no sorprende a nadie ver como apedrean o embisten coches de la Guardia Civil y la Policía en el Campo de Gibraltar. Ataques, como el sufrido el pasado 16 de abril, son por desgracia tan frecuentes que apenas llama la atención de nadie, salvo de los guardias civiles y policías que lidian diariamente con ello jugándose su integridad.

PASIVIDAD DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL ANTE LOS ATAQUES EN EL CAMPO DE GIBRALTAR

Pero, tras estos ataques, están organizaciones de contrabandistas perfectamente estructuradas y dispuestas a no escatimar medios ni recursos para sortear la contención que pudieran ejercer las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.
Y es que no podemos obviar su capacidad de movilizar hasta un centenar de personas en cada alijo, con armas y vehículos preparados para embestir a los de las  Fuerzas de Seguridad que, como contrapunto a los medios de los narcos, se valen únicamente de recursos ordinarios como vehículos patrulla sin blindaje y escasos efectivos en cada actuación
Frente a esto, a Unión de Oficiales Guardia Civil (UO) le llama la atención la pasividad con la que la Dirección General de la Guardia Civil afronta el necesario refuerzo de los efectivos que operan en la zona, no sólo para frenar el contrabando, que es una lacra económica y social, sino también para proteger a los guardias civiles que en manifiesta inferioridad se juegan el tipo actuando contra estas bandas.
        
El malestar y sensación de abandono entre los guardias civiles del Campo de Gibraltar es creciente. El ataque que sufrieron ayer, que dejó a tres guardias civiles y cuatro policías heridos así como varios vehículos dañados, ha colmado la paciencia de los guardias civiles afectados, sin olvidar que esa misma madrugada había sido embestido un vehículo de la Policía Local de San Roque que apoyaba a la Guardia Civil en una actuación frente otro alijo. 
Ante una situación que se amenaza insostenible, desde UO queremos denunciar estos ataques, a plena luz del día y con total sensación de impunidad, pero sobre todo la desidia de la Dirección General de la Guardia Civil. Es inconcebible que, ante el déficit de plantilla existente en la zona, no se tomen medidas de refuerzo como el envío de unidades más especializadas para hacer frente a estos ataques (GRS, USECIC, etc) que permitan combatir esta lacra sin poner en riesgo diariamente la integridad física de los guardias civiles.


UNIÓN DE OFICIALES GUARDIA CIVIL PROFESIONAL
Madrid, 17 de abril de 2017

http://www.unionoficiales.org/index.php?mod=noticias&noticia=2708

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias