lunes, 8 de mayo de 2017

El nuevo asesinato de la Guardia Civil

El 19 de Abril de este año, la AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles) publicaba, en mi modesta opinión, un escandaloso artículo en su revista denominado “AUGC denuncia que la Guardia Civil sigue tolerando en su seno graves actitudes franquistas y antidemocráticas”

(https://www.augc.org/news/2017/4/19/augc-denuncia-que-la-guardia-civil-sigue-tolerando-en-su-seno-graves-actitudes-franquistas-y-antidemocraticas)
En dicho articulo dicen las siguientes lindeces:
AUGC lleva más de dos décadas denunciando la resistencia de la Guardia Civil a adoptar comportamientos plenamente democráticos, ignorando en demasiadas ocasiones lamentables actitudes franquistas de las que suelen alardear algunos de sus mandos.
Así, esta semana se ha conocido una información relacionada con estas actitudes. Se trata de la exhibición de un cuadro con temática franquista en la Comandancia de Badajoz. Por ello, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Extremadura exige al Ministerio del Interior que retire el cuadro en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, y “por respeto, dignidad, reparación y justicia” con las víctimas del franquismo y sus familiares. El lienzo, situado junto a la puerta del despacho del General de la Zona de Extremadura, representa una exaltación a los “Héroes del Alcázar y otros”, alusivo a la sublevación militar y el golpe de estado franquista.
(…) el talante rancio y predemocrático que todavía impera en buena parte de las altas esferas de la Guardia Civil, algo absolutamente inaceptable en un cuerpo policial de un Estado de Derecho del siglo XXI.
 El 20 de julio de 2016 el Tribunal Supremo ratificaba que no puede haber sindicatos en la Guardia Civil. En la sentencia lo argumenta diciendo: “el marco jurídico actual para el desenvolvimiento de actividades a cargo de los miembros de la Guardia Civil que tengan por objeto la defensa de sus intereses está representado por la Ley Orgánica 11/2007” y que el desarrollo de la misma se establecen restricciones claras sobre “la realización de actividades políticas o sindicales, formar parte de partidos políticos o sindicatos y neutralidad en su actuación” y añade que la Constitución Española en su art. 28 deja claro que :”la Ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio del derecho de sindicación a las Fuerzas Armadas o Institutos Armados(…).
Por lo tanto este sindicato no lo es como tal, ya que no está reconocido ni inscrito en ningún sitio, ya que lo prohíben la leyes actuales.
A continuación les voy a explicar la historia que ha levantado la polémica sobre el cuadro al que este colectivo  denomina franquista y que tanto empeño tienen en que sea retirado. En el cuadro se puede leer “GLORIA A LOS HÉROES. Santuario de Ntra. Sra. Santa María de la Cabeza. Alcazar de Toledo. Oviedo”.
La actuación de la Guardia Civil en este asedio, fue de los más heroicos que se ha producido durante la historia reciente de nuestro pais, del que debemos sentirnos orgullosos y admirar tanta valentía, honor y amor por su Patria.
Grandes Batallas publicó con todo detalle un artículo llamado “Asedio al Santuario de Santa Maria de la Cabeza” (en fuentes pueden pinchar el enlace y leerlo completo) que resalta la actuación de estos héroes con la frase “La Guardia Civil muere pero no se Rinde”. Me he basado en este estudio histórico para escribir este artículo.
En 1936, el Santuario de Santa María de la Cabeza era un edificio del siglo XIV, que recordaba la aparición de la Virgen al pastor Juan Alonso Rivas en 1.227.
La epopeya del Santuario de la Virgen de la Cabeza, consistió en que un reducido grupo de guardias civiles y paisanos, al mando de un capitán, defendiendo una posición militar, prefirieron morir con honor, antes que rendirse. Muertos como héroes, defendiendo su bandera, defendiendo sus principios, defendiendo su país.
Los hechos se centran en grupo de Guardias civiles, que junto con sus mujeres e hijos demostraron una valentía indescriptible y una vez más se ha querido silenciar esta dramática historia, que tuvo lugar entre el 14 de septiembre de 1936 y el 1 de mayo de 1937.
En verano de 1936 la población de Jaén, como tantas otras en España, sufrió los ataques  del Frente Popular llevados a cabo por los milicianos de forma brutal y violenta.
Aunque algunos jefes estaban indecisos, los oficiales, suboficiales y tropas estaban mayoritariamente con los rebeldes del bando nacional. Destacando por su oposición al Frente Popular, los capitanes, Antonio Reparaz, José Rodríguez Cueto y Santiago Cortés.
Durante el mes de julio del 1936, en la zona de Andújar se desató una brutal violencia de las fuerzas milicianas del Frente Popular contra la comunidad religiosa, población civil de derechas y republicanas conservadoras. Las continuas “sacas” realizadas en Andújar, terminaron con la vida de numerosos civiles contrarios a las ideas del Frente Popular. Fueron fusilados los curas, frailes trinitarios, los terratenientes y en general los paisanos contrarios a sus ideas.
Santiago Cortés González, capitán de la Guardia Civil.
Santiago Cortés González, capitán de la Guardia Civil.
El capitán Cortés y sus oficiales, organizan la defensa en el perímetro del Santuario. En el edificio, precisamente no había defensores, sino solamente familias y civiles.
14 de septiembre, comienza la resistencia del Santuario de la Virgen de la Cabeza y el capitán Cortés asume el mando. Durante 229 días con sus noches , España vivirá la trágica agonía de aquel conjunto de héroes. Lo que en un principio iba a ser una resistencia en espera de refuerzos, se convierte en una resistencia heroica.
El Santuario y Lugar Nuevo iban a ser para los sitiados, como dos casas-cuatel de la benemérita. Como las casas cuartel de la Guardia Civil, el recinto se regiría por el mismo espíritu del Cuerpo, de abnegación, de generosidad y de sacrificio. La disciplina , no impuesta sino asumida por la influencia de un reglamento que afecta a todos los que se cobijan bajo el mismo techo.
El 15 de septiembre  se inició el acoso al Santuario con un fuerte bombardeo republicano. Durante los meses que duró la contienda Desde el 14 de septiembre al 24 de septiembre, las fuerzas del Frente Popular intentaron por todos los medios, intimidar a los sitiados mediante continuos bombardeos aéreos y proclamas intimidatorias, pero los guardias y las familias, habían decidido resistir hasta el final y morir juntos antes de rendirse.
Capitán Carlos Haya.
Capitán Carlos Haya.
El Capitán Carlos Haya, pilotando un Douglas, lanzó 800 kg de alimentos. Haya realizó un total de 70 misiones sobre el Santuario y Lugar Nuevo a lo largo de los 8 meses que duró el sitio. Carlos Haya recibiría el reconocimiento con la Cruz Laureada de San Fernando.
Se da el caso curioso que el 13 de diciembre de 1936, 2 cabos y 6 guardias de asalto de la compañía de Jaén, se pasan a las fuerzas de Cortés. No hay explicaciones que puedan justificar que 200 soldados sitiados resistieran durante 15 días la brutal embestida de 10.000 combatientes republicanos del Frente Popular.
El 28 de septiembre las tropas nacionales liberarían el Alcázar de Toledo. Franco había decidido y consiguió liberar el Alcázar de Toledo, pero los defensores del Santuario, para su desgracia, no contaron con el mismo tipo de ayuda.
1 de mayo. Los republicanos del Frente Popular estaban enfurecidos, la resistencia de los guardias del Santuario era un amargo recuerdo de la de los guardias civiles del Alcázar. Pero allí seguían, con la bandera clavada. Empeñados en una defensa a ultranza, hasta el final, hasta el último hombre.“La Guardia Civil muere pero no se rinde”. Ese mismo día a las 16,00 horas, cuando todo ya estaba perdido para aquellos héroes, los republicanos entran en las ruinas del Santuario y toman la posición.
El teniente Porto se pegó un tiro antes de entregarse al enemigo. Todavía se vivieron escenas dramáticas para mantener desesperadamente las últimas posiciones defensivas en un cuerpo a cuerpo estéril. A las 12 de la mañana del 2 de mayo fallecía el capitán Cortés y fue enterrado en una fosa común del cementerio de Andújar. Los cuerpos de capitán Cortés, capitán Haya y de los tenientes Rueda, Ruano y Porto, yacen en la cripta del actual Santuario de Santa María de la Cabeza.
El 19 de febrero de 1942, se concedió la Laureada Colectiva a todos los defensores y supervivientes del Santuario de la Virgen de la Cabeza y a la individual a título póstumo al Capitán Santiago Cortés
Durante 1936, la Guardia Civil consiguió tres Laureadas Colectivas más: defensa del Alcázar de Toledo, defensa de Oviedo y defensa del cuartel de la Guardia civil de Tocina
Hoy en dia, parece increíble la lucha de este grupo de guardia civiles, que junto a sus mujeres y niños, hicieron frente durante casi 8 meses a todo el poder del Estado Republicano Español.
El asedio del Santuario, supuso para La Guardia Civil, la prueba definitiva de su inquebrantable fe en sus ideales colectivos. Por encima de cualquier sentimiento político, la epopeya que tuvo lugar en ese cerro, nos debería ayudar a entender y reconocer tantos y tantos hechos heroicos, protagonizados muchas veces por un pequeño puñado de héroes. La Historia de España está repleta de casos similares, pero el Asedio al Santuario de Santa María de la Cabeza, debe ocupar una posición privilegia en la divulgación de nuestra Historia.
Les aconsejo la película “El Santuario no se rinde, Historia de nuestro cine” – RTVE.es A la carta.
No logro entender cómo puede un colectivo que forma parte de la propia Guardia Civil pedir semejante burrada, cuando es un hecho histórico que representa la lucha, dignidad, sacrificio, valentía y amor por su Patria de unos antecesores de los que deberían sentirse orgullosos. Ese cuadro que con tanto empeño piden que sea retirado, es lo que les queda como tributo a esos héroes.
Si tienen problemas internos, para ello hay una jerarquía; que expongan sus quejas antes sus mandos superiores, pero que respeten y no olviden. Recordemos los cientos de ellos que fueron vil y cobardemente asesinados por ETA; el sufrimiento de sus familias, el acoso al que estuvieron sometidos durante décadas.
 A la vez tengo que recordarles que la Guardia Civil es uno de los Cuerpos más valorados por parte de la población española y espero que un grupo de disidentes no consigan su objetivo y manchar el nombre de toda una Institución a la que tanto le debemos en el pasado, presente y estoy segura que en el futuro. Fueron y son los ángeles de la guarda de todos nosotros.
Para intentar mancillar su nombre ya están otros. Las victimas de la benemérita a lo largo de la historia reciente de España se cuentan por miles. La historia no se puede borrar, escrita está y lo menos que podemos hacer es mostrar nuestra gratitud y admiración por ellos.
http://xyzdiario.com/analisis/nuevo-asesinato-la-guardia-civil/
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias