jueves, 11 de mayo de 2017

¿HASTA CUÁNDO DEBEN SEGUIR AGUANTANDO LOS GUARDIAS CIVILES?

Una vez más, la Asociación Española de Guardias Civiles, tenemos que volver a denunciar la falta de medios de autoprotección para los agentes. De manera reiterada AEGC ha venido denunciando que no hay semana en la que no sea agredido un compañero. Esta en concreto la hemos inaugurado con dos agresiones en distintos puntos del territorio Asturias y Melilla. 

En la primera de ellas los atacados han sido dos compañeros de tráfico que acudieron a una llamada auxilio y al llegar al lugar del siniestro y tratar de identificar a los ocupantes del coche, los ocupantes les golpearon con la puerta de su vehículo al huir. Como resultado del golpe los dos compañeros tuvieron que recibir asistencia sanitaria.
Mientras tanto, en la valla de Melilla hoy más de un centenar de inmigrantes han logrado penetrar en la ciudad a través del perímetro. Un nuevo salto violento protagonizado por más de 300 subsaharianos que armados de piedras y de los garfios que usan para subir la valla han atacado a los escasos guardias civiles que vigilaban el perímetro como resultado tres agentes heridos y varios vehículos oficiales dañados por la violencia de la embestida.
Desde AEGC ya avisamos a los responsables del Ministerio y de la Guardia Civil que no dejaremos ni una agresión sin denunciar. Desgraciadamente ya hemos aprendido que nuestra vida, nuestra seguridad no es importante para ellos, pero en AEGC al menos esperamos contar con la colaboración del resto de fuerzas políticas para que apoyen nuestras demandas. 
Los guardias civiles ya sabemos que si el ministerio no se quiere gastar en cada uno de nosotros los 300€ que vale un chaleco antibalas y los 90€ de las defensas extensibles, difícilmente destinará nada de presupuesto para las pistolas tasser que les reclamamos y que requieren una inversión mayor (cada pistola ronda los 3000€). Es decir, que cuando nos dicen que lo están valorando y estudiando es porque lo han metido a dormir en el cajón del olvido.
Además desde la Asociación Española de Guardias Civiles queremos señalar que la falta de medios que venimos sufriendo en la Guardia Civil también repercute en los ciudadanos. 
El hecho de que a nosotros en el ministerio del Interior nos consideren trabajadores de tercera, es decir mano de obra barata, es lo mismo que decir que los municipios que debemos proteger son también de tercera y carecen de valor para el ministerio. Porque conociendo las dificultades que plantea la seguridad en el ámbito rural, los responsables del ministerio les destinan una partida presupuestaria muy inferior que a los centros de población grande.


Como ya hemos hecho en las anteriores agresiones volvemos a reclamar a la Administración que se haga cargo de las indemnizaciones de los insolventes cuando, como causa de estas agresiones, los guardias civiles sufren lesiones temporales o permanentes. 

Es imposible de entender que el Estado te cubra, por ejemplo, un móvil roto durante una intervención, pero que cuando el agresor es insolvente te deje tirado cuando has sufrido una lesión física que te puede impedir volver a tu puesto de trabajo. Cuando un inspector de trabajo comprueba que un empresario incumple en materia de seguridad laboral le sanciona, en cambio en la Guardia Civil, se incumple la legislación de riesgos laborales cuando nos sacan al servicio sin autodefensas y en cambio no pasa nada... porque no hay presupuesto. Pero lo cierto es que no es cuestión de presupuesto, es cuestión de voluntad de poner medios en la seguridad de unos trabajadores públicos.
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE GUARDIAS CIVILES
http://www.canarias24horas.com/opinion/firmas-de-opinion/item/60030-hasta-cuando-deben-seguir-aguantando-los-guardias-civiles#.WRQ95NTyjMw

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias