martes, 23 de mayo de 2017

La Fiscalía pide tres años de cárcel a un guardia por lesiones

La acusación particular elevará a cinco años de prisión la petición de cara al juicio que se iba a celebrar ayer en el Juzgado de lo Penal pero se suspendió

Un agente de la Guardia Civil con amplia experiencia en el cuerpo realizada en distintos puntos de la geografía española se enfrentará a una petición de tres años de cárcel por parte de la Fiscalía -cinco pide por su parte la acusación particular- por un delito de lesiones. 

En efecto, el Ministerio Fiscal solicitará tres años de cárcel para un agente de la Guardia Civil por un delito de lesiones a un ciudadano. Mientras tanto, la acusación particular elevará la petición de pena a cinco años, apreciando la gravedad de las heridas que sufrió la persona a la que representa el abogado. 

El juicio, que se iba a celebrar ayer lunes en la sala de vistas del Juzgado de lo Penal número 1, fue suspendido con el acuerdo de todas las partes –Fiscalía, acusación particular y defensa del principal acusado- teniendo en cuenta la incomparecencia de un testigo clave, como es el médico forense, que se encuentra de baja. 

Además, había una serie de informes de carácter técnico, en médicos en cuanto a lesiones, que se solicitaron por parte de la acusación y que fueron tomados en consideración por la jueza que entiende del caso, de forma que podrán ser incluidos en la próxima sesión, esta vez ya parece ser definitiva, de la vista oral. Hay que tener en cuenta que los hechos se produjeron hace casi cuatro años.

Los hechos que se juzgarán finalmente el próximo día 14 de septiembre, con la intención de todas las partes de colaborar diligentemente para que no se produzca una nueva suspensión, ocurrían según los hechos, que narró en primer lugar el Juzgado de Instrucción número 1 y que posteriormente, pasaron a Lo Penal el día 30 de agosto de 2013, en torno a las nueve y media de la noche. 

La jueza hizo que entraran en la sala los acusados –el agredido también se enfrenta a una pena de multa por lesiones al agemte de la guardia civil- así como los testigos y peritos, de forma que todos tuvieran conocimiento directo de la suspensión. Al término de la vista, la jueza concluyó gradeciéndoles su asistencia, y señalando a las partes la nueva fecha de celebración de la vista oral en torno al caso, en la misma sala del Juzgado de lo Penal número 12.

Según la narración de los hechos que se encuentra en el escrito de calificación del Ministerio Fiscal, el guardia Civil S. C.G. y un civil, C.A.M., se encontraban en la calle Serrano Orive cuando, según consta en el informe del Juzgado de Instrucción que sirve de base para la acusación de la Fiscalía, cuando C. tropezó con el acusado, un hecho que no debería de haber tenido la mayor trascendencia.

Pero se inicia entonces una discusión entre ambos que deriva en agresiones mutuas, tales como empujones, puñetazos y patadas, cayendo ambos al suelo. 

C. se marchó a andando por la calle Velarde, cuando el guardia civil “a toda velocidad y por la espalda”, le proporcionó una patada, “así como otra en la cabeza”, dejándolo inconsciente. La acusación particular señaló que el guardia atacó a su cliente “a gran velocidad, por la espalda y sin que la víctima tuviera posibilidad de defenderse”.

El hombre sufrió serias heridas. Una de las claves que también fue considerada para la suspensión del juicio de ayer fueron lesiones que habría sufrido el guardia civil, si bien se han pedido informes adicionales, ya que el agente tenía secuelas de un atropello que sufrió estando de servicio el 9 de diciembre de 2014 en La Línea de la Concepción.

Previamente, el 10 de octubre de 2008 sufrió un accidente de tráfico, cuando también se encontraba de servicio, esta vez en Almería. Su coche dio nada menos que cuatro vueltas de campana.

De esta forma, la acusación particular va a tratar de aportar diversos informes médicos, con el objeto de que se desestimen que algunas lesiones que habría sufrido el guardia civil durante la pelea previa a la supuesta agresión en la calle Velarde se hubieran podido producir en los dos accidentes ocurridos años antes de los hechos que se van a juzgar. 

De hecho, se va a pedir a la Dirección General de la Guardia Civil un historial médico completo del agente. Se volverá a solicitar a la Comandancia de Algeciras un informe sobre lesiones sufridas por el guardia en el atropello que tuvo lugar en el Campo de Gibraltar.

Además, se librará oficio al Consorcio de Compensación de Seguros, que podría aportar documentación, así como a un médico que le atendió en Almería.

http://elpueblodeceuta.es/not/19483/la-fiscalia-pide-tres-anos-de-carcel-a-un-guardia-por-lesiones/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias