jueves, 15 de junio de 2017

Compañeros joven muerto disparo guardia civil dicen que habían cometido robos

Murcia, 14 jun (EFE).- Los dos acompañantes de un joven que resultó muerto de un disparo de la Guardia Civil durante una persecución, hace de ello ahora más de once años, han reconocido este miércoles que cuando ocurrieron los hechos acababan de cometer varios robos en los municipios murcianos de Caravaca de la Cruz y Calasparra.

La declaración de ambos, que han intervenido como testigos, se ha producido en la primera sesión de la vista oral que se ha iniciado este miércoles en la Audiencia Provincial de Murcia y en la que figura como acusado el cabo primero de la Benemérita E.P.
Estos testigos, R.V., que era menor de edad cuando ocurrieron los hechos, y J.L., han manifestado que tanto ellos como el fallecido, F.J.L., habían decidido desplazarse desde Torrevieja (Alicante), donde residían, a Calasparra para cometer varios delitos.
El desplazamiento hasta la población murciana de Caravaca de la Cruz lo hicieron en el coche de uno de ellos, y una vez en esta población lo aparcaron y procedieron a robar otro, que utilizaron para cometer dos robos.
Cometidos estos hechos delictivos, por los que ya fueron condenados en su momento, volvieron a coger el coche con el que se habían desplazado desde Torrevieja, y cuando se encontraban en una gasolinera ubicada en Cieza (Murcia), cercano al de Calasparra, observaron la presencia de una patrulla de la guardia civil, por lo que decidieron emprender la huida.
A partir de entonces, las declaraciones del acusado y de los testigos no son coincidentes, sobre todo, en lo referido a lo que hizo cada uno de los dos agentes, la posición que ocupaban cuando se produjeron los disparos hechos por ambos y la distancia en que fueron efectuados los mismos.
El acusado ha señalado que hizo los disparos a las ruedas del coche, para conseguir que se pararan, ya que habían desobedecido la orden de alto, pero una de las balas impactó en el fallecido, que iba al volante del vehículo, causándole la muerte.
También ha explicado que al ver a los jóvenes creyó que iban armados, ya que vio en el interior del coche lo que parecía era una escopeta, que luego se creyó pudo confundir con la barra de hierro encontrada en el interior del mismo tras los hechos.
En el maletero fueron encontradas por los agentes, igualmente, un hacha y una radial propiedad de uno de los jóvenes, junto con monedas que procedían de uno de los atracos.
Antes de iniciarse el juicio oral se ha intentado alcanzar un pacto de conformidad entre las partes, que finalmente no se ha logrado al no ponerse de acuerdo sobre la indemnización a percibir por la familia del fallecido.
El fiscal solicita en sus conclusiones provisionales dos años de prisión por un delito de imprudencia grave con resultado de muerte, pena que la acusación estatal eleva a diez años por un delito de homicidio por imprudencia.
La vista oral continuará este jueves con la declaración de los agentes que realizaron la inspección ocular y los peritos que practicaron la prueba de balística.

http://www.laverdad.es/agencias/murcia/201706/14/companieros-joven-muerto-disparo-988942.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias