miércoles, 26 de julio de 2017

Barbastro vuelve a conmoverse con el funeral del guardia civil de tráfico Rafael González

Miles de personas pasaron por el Ayuntamiento y acudieron a la Catedral a dar el último adiós al cabo

DSC_0268



Los barbastrenses y el cuerpo de la Guardia Civil del Alto Aragón volvieron a llorar este martes la pérdida de otro de los agentes de la Benemérita del destacamento de tráfico. Cuando todavía está latente el brutal fallecimiento hace un año y cinco meses del agente José Antonio Pérez, este martes Barbastrovolvió a revivir esas escenas de dolor que conmocionaron a la capital del Somontano con la muerte del cabo 1º del cuartel de Aínsa, el barbastrense Rafael González Novales.
Miles de personas acudieron desde primeras horas del martes el Ayuntamiento de Barbastro, donde se instaló la capilla ardiente, y pasada las 13.30 abarrotaron la Catedral, en una emotiva ceremonia celebrada por el obispo de Barbastro – Monzón, Ángel Pérez.
Muchos ciudadanos de Barbastro quisieron despedirse de su vecino, un ciudadano muy conocido y querido, vinculado al deporte con los clubes de ciclismo y atletismo tanto en Monzón –donde fue responsable del nuevo Cuartel- como en su ciudad natal.
También la clase política respaldó a la familia. Desde el alcalde y concejales de Barbastro y poblaciones del Somontano, hasta los primeros ediles de Graus, Aínsa o Huesca, el presidente de la DPH, el delegado del Gobierno de Aragón en la provincia, la subdelegada y el delegado del Gobierno central en la Comunidad.
Guardia Civil Barbastro. Ronda Somontano.
El obispo ofició una emotiva misa de funeral. Ronda Somontano.
Visiblemente conmocionados los compañeros de los tres hijos que deja el fallecido, así como una nutrida presencia de miembros de la Guardia Civil de Aragón de distintos destacamentos.
El ministro de Interior José Ignacio Zoido llegó antes del funeral al Ayuntamiento para imponer a título póstumo la condecoración al mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo. Le acompañaron el director general de la Benemérita, el director general de Tráfico, entre otras autoridades de la Guardia Civil como el General de la VII zona de Aragón o el teniente coronel de Huesca.
El agente González perdía la vida el lunes al mediodía al ser alcanzando por un turismo en el término municipal de Aínsa, mientras se disponía a auxiliar a un ciclista herido en Benasque.
Guardia Civil Barbastro. Ronda Somontano.
El ministro a la salida del funeral. Ronda Somontano.
El Ayuntamiento de Aínsa, localidad donde ejercía como cabo 1º desde hace dos meses, sustituyendo a otro agente fallecido en accidente de circulación, celebró este martes un pleno extraordinario y decretó dos días de luto en la villa medieval.
El obispo también acudió a dar el pésame a los familiares en la capilla ardiente y luego ofició un entrañable sepelio en el que elogió el trabajo desinteresado por los demás que realiza la Guardia Civil. «Dar la vida por los demás es la señal que conduce directamente al cielo y la señal directa para ser felices en el servicio gratuito», leyó para luego pedir una ovación cerrada y conmovedora para la Guardia Civil.
El féretro del cuerpo sin vida de Rafael González entró en La Seo portado por sus compañeros y al son de la Marcha Fúnebre y el Himno Nacional, interpretados por la Banda de la Guardia Civil, que lo despidió con los sones de El Himno de la Guardia Civil y La muerte no es el final, escuchados con un respetuoso silencio por todos los asistentes.
http://www.rondasomontano.com/revista/118558/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias