viernes, 18 de agosto de 2017

Atentado en Barcelona: las claves antiterroristas

26 de junio de 2015. El Ministerio del Interior eleva el nivel de alerta antiterrorista en España de un riesgo medio a uno alto. Es la primera vez que el Gobierno acentúa la alarma antiterrorista desde los atentados del 11 de marzo de 2004. He aquí las claves para entender la lucha contra el yihadismo.

Un agente de la Policía, durante su turno en Madrid.



¿En qué nivel de alerta antiterrorista se encuentra España?
Hay cinco niveles de activación de alarma contra el yihadismo en España. En este momento, el país se encuentra en un nivel 4, es decir, en una situación de riesgo alto de que se cometa un atentado terrorista. Ante esta amenaza, las Fuerzas Armadas están en alerta y han incrementado el nivel de protección. No obstante, son la Guardia Civil y la Policía Nacional los que cubren los principales objetivos detectados.
¿Qué supone decretar el nivel máximo de alerta antiterrorista?
Esto significa pasar del nivel 4 al nivel 5. O lo que es lo mismo, que España se enfrente a un riesgo de amenaza terrorista muy alto, lo que supone la irrupción de las Fuerzas Armadas en el despliegue antiterrorista que protagonizaban hasta ese momento la Guardia Civil y la Policía. El nivel máximo de alerta obliga a los militares a colaborar en la lucha contra el yihadismo.
¿Cuántos yihadistas se han detenido desde que se activó el nivel 4 ?
Las cifras que maneja Interior advierten de 164 yihadistas detenidos en operaciones realizadas en España y en el exterior. Esto es, desde el 26 de junio de 2016. Hasta 2014, las Fuerzas de Seguridad realizaban en torno a 10 operaciones contra yihadistas al año. En 2015 y 2016, esa cifra aumentó a 30 operaciones anuales. En 2017, ya han sido 33, con 64 detenidos.
¿Qué ha hecho España para endurecer la lucha contra el yihadismo?
España reformó el Código Penal en materia antiterrorista. En concreto, introdujo nuevos delitos e incrementó las penas de cárcel para los condenados por terrorismo. En este sentido, hay tres nuevos delitos que recoge el Codigo Penal español, vinculados a la lucha contra el terrorismo yihadista. El primero, el delito de financiación del terrorismo. El segundo, el delito de autoadoctrinamiento enfocado a la redes sociales, con penas de hasta cinco años de prisión. Y el tercero, contempla como delito de terrorismo el desplazamiento a un territorio extranjero controlado por un grupo terrorista para recibir adiestramiento o colaborar con la organización. España endureció también las condenas, elevando las penas de cárcel para los condenados por delito de enaltecimiento del terrorismo de dos a tres años.
¿Cuál es una de las herramientas clave para luchar contra el yihadismo?
El Registro de Nombres de Pasajeros. Se trata de una de las herramientas más demandadas por las Fuerzas de Seguridad del Estado. El problema es que para su puesta en marcha se precisa la colaboración de las instituciones europeas. Este registro supondría acceder a datos de las personas que viajan en avión en el momento en que realizan la reserva de un vuelo o facturan el equipaje. De esta manera, la Policía y la Guardia Civil tendrían controlados a los presuntos yihadistas que entran en España. La Comisión Europea dio el visto bueno el año pasado a una directiva comunitaria para poner en marcha este Registro de Nombres de Pasajeros, pero sigue sin aplicarse. Los Estados miembros tienen un año para ello.

http://www.elmundo.es/espana/2017/08/18/5996167a22601d7a158b4632.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias