jueves, 10 de agosto de 2017

La Policía Científica no se parece al CSI

María Pilar Allúe es comisaria general de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía.Participó en un curso de verano de la Policía Científica en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

«El 14% de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía son mujeres. Podría ser un porcentaje mejorable. La mujer no ingresa hasta el año 1979, en lo que entonces era el Cuerpo Superior de Policía, con lo cual somos consecuencia de la historia y de la sociedad en la que estamos».




«La Policía Científica y la serie 'CSI' no se parecen mucho. No hay ningún botón mágico en los ordenadores para resolver los casos ni tampoco se hacen análisis en voz alta explicando continuamente lo que se está haciendo. Los espectadores pueden comprendender que en el plazo de una hora, o 50 minutos con publicidad, entre medias dificilmente se resuelve ningún caso».
«Yo no soy, como dicen, la mujer que más manda en la Policía. Yo dirijo a un equipo de personas. Creo que no estamos en el mundo para mandar, sino para aprovechar el potencial que tienen todos y cada uno de ellos y esa es la obligación que tenemos los responsables de los grupos humanos».
«La importancia de ser la primera es que no había otra antes. El mérito de haber sido la primera inspectora jefa, comisaria, jefa en una comunidad autónoma o comisaria general no está en ser la primera, sino que, si lo hay, está en haber llegado a la máxima categoría profesional, la de comisaria principal del Cuerpo Nacional de Policía e ir pasando por las escalas intermedias vía oposición».
«Quería ser policía desde pequeña. Mi padre era policía local en Valencia y formó parte de la primera promoción de Crimonología en Valencia, en 1972. Yo estudié desde jovencita sus apuntes de Criminología. Me gustaba y cuando tuve ocasión de ingresar en el cuerpo me presenté a las oposiciones y las aprobé a la primera».
«La Policía Nacional fue pionera en la atención a las víctimas de malos tratos. En septiembre de 1989 se creó en Valencia la Comisaría de Atención a la Mujer y me correspondió a mí la responsabilidad de ponerla en funcionamiento. Hablamos de los antecedentes de lo que hoy en día son los servicios de Atención a la Familia o las Unidades de Violencia contra la Mujer».

«La vida te va llevando por algunos caminos sin que tú los busques. Simplemente es elegir entre un camino y otro. Detrás hay mucho trabajo, mucho estudio y toda la entrega que puedas destinarle a un trabajo que es bastante apasionante, que no es otro que la función pública y servir a los demás».
http://www.elmundo.es/papel/lideres/2017/08/10/5989e3db46163f6b318b460c.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias