viernes, 25 de agosto de 2017

La policía y los escoltas de una princesa saudí se enfrentan en plena zona vip de Marbella

El príncipe Abdullahhijo del rey Salman de Arabia Saudí, ha interpuesto una queja ante el Ministerio del Interior español por, según su versión, el trato “vejatorio que la policía dio a su familia y a su séquito la noche del martes en los restaurantes Finca Besaya y El Anclade Marbella. 
Foto: Finca Besaya.


En la Finca Besaya llegaron a encañonar a una de sus hijas, que celebraba allí su cumpleaños”, según denuncia a este diario M. G., escolta de la familia real saudí que estuvo presente durante los hechos. Por su parte, la Policía Nacional niega que hubiera "ni violencia ni intimidación".
Según la versión de los escoltas, "la policía nos trató realmente como si fuéramos terroristas. Nos rodearon con las armas y la princesa Susu, nieta del rey Salman, lloraba asustada. Ninguno entendíamos qué estaba pasando. Yo he sido policía y ya estoy jubilado, estoy con la casa real saudí desde los años ochenta y jamás había visto algo semejante. Este incidente va a traer cola...", mantiene M. G.
El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz. (EFE)
El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz. (EFE)
Dada la gravedad de las acusaciones de los escoltas del cuerpo de seguridad de la casa real saudí a El Confidencial, este periódico se ha puesto en contacto con el departamento de prensa de la Policía Nacional, que asegura que "las dos actuaciones en sendos restaurantes de Marbella se hacen sin violencia y sin intimidación. Lo que realizaba el Grupo de Investigación de la Unidad Territorial de Seguridad era perseguir una irregularidad en el servicio de falsos escoltas intrusos, para que la normativa de seguridad se cumpliese”.

Cumpleaños y metralletas

Los escoltas que han denunciado el hecho insisten en que "la actuación fue desmedida. Pidieron pasaportes y documentación sin dejar explicarnos y mientras nos encañonaban, lo que daña nuestra imagen pública. En el restaurante nos miraban como si fuéramos auténticos delincuentes. Nosotros protegíamos a las princesas y las montamos en un coche para que las llevaran directas a palacio. El mismo hijo del rey Salman llamó para dar la orden de que el chófer devolviera a las niñas a casa”.
La actuación fue desmedida. Pidieron pasaportes y documentación sin dejar explicarnos y mientras nos encañonaban, lo que daña nuestra imagen pública
Los hechos tuvieron lugar la noche del martes en los restaurantes de lujo marbellíes Finca Besaya y El Ancla. En el primer establecimiento celebraba la princesa Susu su 17 cumpleaños, y en el segundo, su padre, el príncipe Abdullah, cenaba con su familia para despedir sus vacaciones estivales en Marbella. En ambos restaurantes y a la misma hora se puso en marcha el dispositivo policial de registros de escoltas por parte de la Policía Nacional. M. G. explica que “Abdullah, primogénito del rey, había estado por la tarde en Tánger visitando a su padre Salman en la residencia de verano que tienen en Jiblia. Venían cansados y decidieron salir a cenar fuera con su séquito. Con ellos estaban la seguridad que vienen contratando desde hace años, donde hay un exlegionario, un ex policía local y un policía nacional jubilado. Gente de confianza de muchos años. En la intervención de la policía invitaron a que el mismo príncipe pusiera las manos encima de la mesa. Él no dejaba de decir que les dejaran en paz, que tenía inmunidad diplomática. Nadie entendía nada”.

“Pensábamos en un atentado”

Este medio se ha puesto en contacto con el personal de los dos restaurantes donde tuvieron lugar los hechos. En ambos han declinado hacer declaraciones, aduciendo la protección de la intimidad de sus clientes y de su local. Una de las clientas de Finca Besaya, que esa noche cenaba en el establecimiento, C. S., informa a este medio: “Estábamos en los postres cuando vimos que la policía entraba y se formaba un barullo tremendo. Hubo mesas que se levantaron y se fueron. Pensábamos que había habido un atentado o algo así... Con la psicosis que hay, nadie está tranquilo. Ver a la policía con la metralleta impresiona. Luego les bajaron a la parte de los aparcamientos de los coches y ya no vimos más”.
Dejan una media de 15.000 a 20.000 euros diarios en la ciudad. Es el turismo que debemos cuidar. Su padre Salman ya no quiere venir a España
El expolicía M. G. mantiene que el mismísimo príncipe les ha comunicado personalmente la protesta que va a realizar al Ministerio del Interior que dirige Juan Igancio Zoido. Y avisa del daño que estas actuaciones, a su entender, tienen para la ciudad. "Es gente que deja millones en Marbella. Cuando salimos con ellos, vemos que se dejanuna media de 15.000 a 20.000 euros diarios en la ciudad. Este es el turismo que debemos cuidar. Su padre Salman ya no quiere venir a España. Y ahora van a conseguir que sus hijos tampoco quieran pisar Marbella”.
https://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2017-08-25/marbella-principe-saudi-escoltas-policia_1433371/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias