lunes, 28 de agosto de 2017

«No queremos ser la Policía ni la Guardia Civil ‘low cost’»

Los agentes de ambos cuerpos de seguridad estatales se han unido en una asociación (Jusapol) que reclama su equiparación salarial con otros policías


Agentes de la Policía Nacional durante una intervención a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla. / Manuel Gómez


Unas de las reclamaciones históricas de la Guardia Civil y la Policía Nacional ha sido la de la equiparación de los salarios que perciben con los del resto de cuerpos y fuerzas de seguridad, tanto autonómicos como locales. Tras varias décadas demandando al Estado la igualdad de sus retribuciones, y sin que por el momento hayan obtenido respuesta alguna a esta exigencia, los agentes han decidido dar un paso al frente en su objetivo y constituirse como una asociación independiente –«no somos un sindicato, aclaran–, cuya única finalidad es «intentar luchar» por alcanzar definitivamente esta anhelada igualdad económica en su trabajo.
Con este firme propósito ha nacido Jusapol, una plataforma de afectados de la que ya forman parten más de 165 comisarías de todo el país –la mayoría de las de Sevilla y su provincia están en este listado– y que, además, tiene firmado un acuerdo de colaboración con los miembros de la Asociación Profesional de cabos de la Guardia Civil y la Asociación de Independientes de la Guardia Civil, cuyo estatus no les permite sindicarse pero sí que puedan formar parte de este tipo de entidades. El proyecto como tal tiene su origen en la comisaría de Palencia desde donde se ha ido contagiando al resto del país a través del potencial de las redes sociales (con más de 3.700 seguidores en Twitter y 7.500 en Facebook) y de los grupos de Whatsapp que están en marcha, no solo entre los agentes de la Policía Nacional sino también entre 25 comandancias y 32 compañías de la Guardia Civil.
La principal reclamación de este movimiento pasa por conseguir que estos agentes «cobren como el resto de Policías de España». En la actualidad, un Policía Nacional recibe alrededor de 1.500 euros mensuales, una cifra que desciende hasta los 1.300 euros en el caso de la Guardia Civil y que no llega a superar los 1.800 euros que percibe la Policía Local. Pero la diferencia es todavía mayor si se compara con la retribución de cuerpos autonómicos como la Ertzaina (País Vasco) o los Mossos d’Esquadra (Cataluña), que se sitúan en los 2.400 euros mensuales.
Para alcanzar esta equiparación exigen que se elimine la brecha salarial que existe con respecto al resto de fuerzas de seguridad, que estiman en 600 euros brutos de media mensuales. Además, reclaman que «no se pierda poder adquisitivo» en las jubilaciones, que las pagas extraordinarias «se cobren íntegras» y que las horas adicionales «sean remuneradas correctamente», ya que estas se pagan «entre un 200 y un 300 por ciento más» en el caso de las autonómicas.
Unos sueldos que en todos estos casos, señalan, «salen de las partidas de los presupuestos del Estado», por lo que consideran que todos los agentes deberían cobrar por igual. Para hacer oír sus demandas, el 15 de septiembre han convocado una encuentro en Palencia al que están invitados «todos los agentes sociales» así como «las asociaciones de Guardias Civiles y los sindicatos de la Policía Nacional». Además, han hecho extensiva esta convocatoria a los ministros Montoro y Zoido y a los directores generales de los dos cuerpos, sin que por ahora hayan confirmado o rehusado la cita.
En caso de que esta alternativa dialogada no funcionara, los miembros de la asociación plantearán otras medidas más drásticas. «Huelga como tal no podemos hacer pero siempre hay otras maniobras que nos pueden ayudar», explican. Entre ellas, la posibilidad de convocar una gran protesta en Madrid, en torno al mes de octubre, que evidencie esta situación de precariedad que denuncian. Sin embargo, confían en que antes se alcance un acuerdo entre las partes que mejore su situación. «Ya no nos valen las palmaditas ni los tuits felicitándonos por las actuaciones. Así no llenamos ni el frigorífico, ni pagamos colegios ni hipotecas», señalan. De hecho, tienen claro que su objetivo es tener «una nómina que esté equiparada a la de los policías autonómicos» y no ser «la Policía ni la Guardia Civil low cost».
Cuestión de euros
En la actualidad, el sueldo medio que perciben entre la Guardia Civil y la Policía Nacional es cercano a los 1.500 euros, un cinco por ciento menos de la cantidad que percibían en 2008, fecha de la última manifestación en la que pidieron una mejora de emolumentos. «Es más, ha subido el IPC un 12 por ciento y solo hemos obtenido una mejora en la nómina del uno por ciento en 2016 y otro uno por ciento en 2017», el cual han cobrado en la nómina del actual mes de agosto. De hecho, solo basta con repasar sus ingresos para observar que en el año 2008 cobraban al mes más dinero del que perciben en la actualidad. Lo que hace que, a su entender, «sobren los motivos» para sus exigencias.
Además de no haber recuperado todavía ese cinco por ciento que perdieron, señalan que el pago de sus jornadas extraordinarias ha crecido 20 euros, algo que creen «insuficiente». En total, por un día extra de ocho horas perciben 80 euros frente a los 180 de la Policía Local de Sevilla. También denuncian la situación de los turno rotatorios, que han crecido otros 20 euros y que en total se fijan en un pago de 120 euros por hacer seis noches, incluyendo los índices correctores por el trabajo en festivo y durante los fines de semana.

http://elcorreoweb.es/sevilla/no-queremos-ser-la-policia-ni-la-guardia-civil-low-cost-DJ3281720

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias