jueves, 7 de septiembre de 2017

GUARDIAS CIVILES OBLIGADOS A PERMANECER EN CATALUÑA CONTRA SU VOLUNTAD

Hablar en este momento de actualidad en nuestro país, es hacerlo en clave política, es centrar nuestra atención en el Parlamento Catalán y su presidente, en su equipo de gobierno y en el proceso independentista. No hay día, en el cual no sea noticia de portada de los medios de comunicación la convocatoria del 1-0 y, ahora, con la firma del Decreto de convocatoria, se ha dado un paso más en un proceso que mantiene en máxima tensión a las Instituciones de este país, representadas en el poder ejecutivo y judicial, además de al conjunto de ciudadanos que conforman este Estado.

GUARDIAS CIVILES OBLIGADOS A PERMANECER EN CATALUÑA CONTRA SU VOLUNTAD


Ante estos hechos, y en previsión de que se lleven a cabo la batería de iniciativas que el Gobierno de Cataluña está impulsando, y que se produzca una situación de tensión social que derive en incidentes de orden público, es por lo que por parte de la Dirección General de la Guardia Civil se ha dispuesto el día 6 de septiembre la Comisión de Servicio Forzosa no indemnizable a aquél personal que estaba próximo a finalizar su destino en Cataluña, frenando así su traslado a otros puntos del país cuando muchos de ellos habían iniciado ya las gestiones que implican un cambio de destino (alquileres, traslados de mobiliario, escolarización hijos, etc).
Es por este motivo, por el que Unión de Oficiales critica la medida tomada por la Dirección General de la Guardia Civil aunque entiende que en momentos tan cruciales como el actual la Guardia Civil debe estar presente como garante del ejercicio de la ley y el ordenamiento constitucional.
Obviamente, todos los hombres y mujeres que formamos parte de esta Institución, ante cualquier situación, estamos en disposición de sacrificarnos con el fin de mantener los niveles de seguridad que la sociedad demanda, pero no a costa de lo que consideramos una lamentable falta de previsión pues, a pocos días de iniciar un traslado ya planificado a otros destinos se comunica tal medida con las lógicas consecuencias negativas a nivel profesional, personal y familiar.
Esta falta de planificación, la urgencia con la que se ha tomado la medida y, sobre todo, el momento para anunciarla originan perjuicios suficientes a los guardias civiles afectados como para justificar de sobra el carácter indemnizable que debería tener la comisión forzosa. Teniendo en cuenta que un Guardia Civil percibe aproximadamente 600 euros menos que un Mosso de Escuadra, esta situación requería mayor tacto y consideración hacia la  enorme profesionalidad y sacrificio de los guardias civiles.


UNIÓN OFICIALES GUARDIA CIVIL PROFESIONAL

Madrid, 7 de septiembre de 2017

http://www.unionoficiales.org/index.php?mod=noticias&noticia=2751

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias