jueves, 21 de septiembre de 2017

Iglesias fracasa en Sol al juntar a unas 500 personas por el 1-O

La crispación envolvió media Puerta del Sol al inicio de la concentración convocada en Madrid ayer para protestar por la operación policial que desactivó la preparación del referéndum independentista ilegal en Cataluña. Una decena de agentes de la Policía Nacional tuvo que formar un cordón para separar a los grupos que gritaban contra el «Estado opresor» y algunos transeúntes, que se indignaban y lanzaban vivas a España.
A la tensión le siguió la calma, en una convocatoria publicitada por los dirigentes de Podemos y que congregó a unas quinientas personas en la plaza madrileña.
Los dirigentes de Podemos e Izquierda Unida, y sus confluencias, y los grupos independentistas del Partido Demócrata Catalán –la antigua Convergència–, ERC y el PNV apoyaron una concentración convocada sin la pertinente comunicación a la Delegación del Gobierno, una negligencia que podría acarrear multas a los promotores. «Democracia, libertad», fue el cántico más escuchado en la reunión a la que asistieron diversos representantes de Podemos, como el diputado íñigo Errejón, el secretario de organizción Pablo Echenique o el líder de Izquierda Unida Alberto Garzón. No acudió en cambio Pablo Iglesias, después de promover la asistencia a la misma y de haber criticado la actuación judicial por la mañana denunciando que España se encamina «a una situación en la que va a haber presos políticos». La cita, en la que se observaron banderas de la Segunda República o de los comuneros de Castilla, tampoco se la perdieron el antiguo dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero, la concejala de Ahora Madrid Celia Mayer o el secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar.
«Entendemos que lo que ha ocurrido en Cataluña va mucho más allá del debate sobre la independencia. El Partido Popular está socavando los derechos civiles de los catalanes y todos los españoles», expresó Echenique, quien lamentó que se prohíba el «derecho de reunión, mientras se concentraba junto a otros manifestantes en defensa del «derecho a decidir».
Los partidos independentistas también estuvieron representados en la protesta a través de diputados como Aitor Esteban, del PNV, o Carles Campuzano, del PDECat. La parlamentaria de ERC Teresa Jordà, también presente, calificó la operación policial contra el equipo organizador del referéndum previsto para el 1 de octubre de «un golpe de Estado increíble a la democracia». «Esto ya no va de independencia, va de democracia», expresó a los periodistas una de las representantes de los independentistas catalanes en la plaza madrileña.
Separados del resto de manifestantes por la Policía, y en el otro extremo de la Puerta del Sol, una veintena de personas se concentraron con una pancarta que decía «Viva la unidad de España». Portando banderas de España y del grupo de ultraderechas Falange, se intercambiaron gritos e improperios con los concentrados, mientras algunos turistas y paseantes observaban la escena y realizaban fotografías.
Algunos protestantes portaron la bandera estelada y exhibieron papeletas por el referéndum independentista, que lanzaron al aire. En algunos momentos, corearon la canción catalana L’Estaca. La manifestación, que en su punto álgido pudo congregar a unas setecientas personas según fuentes policiales, fue impulsada por la plataforma Madrileños por el Derecho a Decidir, el mismo colectivo que celebró un acto a favor del referéndum el pasado domingo en un teatro privado en el barrio madrileño de Lavapiés.

http://www.abc.es/espana/abci-iglesias-fracasa-juntar-unas-500-personas-201709210744_noticia.html

1 comentario:

  1. Que te iba a decir Echenique, ¿le has hecho ya un contrato legal a tu asistente? Empieza por barrer tu casa antes que las de los demás, listillo, que se te ha visto el plumero..

    ResponderEliminar

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias