jueves, 21 de septiembre de 2017

Interior planea sustituir a los Mossos por su pasividad

El Ministerio del Interior ha puesto en marcha un complejo plan de seguridad ante el referéndum ilegal convocado por el Gobierno catalán para el próximo 1 de octubre.
Así, según informaron a este periódico fuentes cercanas a los que han diseñado este despliegue, los responsables de la seguridad del Estado contemplan un incremento de policías y guardias civiles que podría llegar hasta los 3.000 efectivos. Estos agentes, que se sumarían a los que están ya destinados en Cataluña, deben convertirse en el eje principal de la seguridad en la comunidad autónoma.
Un elemento relevante que justifica este importante incremento es que los especialistas de Interior contemplan la posibilidad de que los Mossos actúen con pasividad ante el 1-O. El refuerzo policial estaría destinado por tanto a paliar esta posible deficiencia. Ese despliegue se está realizando de forma escalonada, «en varias fases», en función de los «escenarios» que van planteando desde los organizadores del referéndum ilegal.
El plan elaborado por Interior se mantiene blindado. Los responsables de la seguridad del Estado tratan de que no haya fugas de información, ya que quieren evitar que se difunda una imagen de «toma» de Cataluña por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional.
Ya durante las últimas semanas se han llevado a cabo movimientos de incremento de plantillas. Así, la Guardia Civil cursó instrucción para que los 200 agentes que participaban en la operación de verano en esta comunidad pospusieran su marcha y alargaran su operatividad en esta comunidad con motivo del 1-O.
Además, el Gobierno ha ido desplazando a Cataluña unidades de intervención policial, los especialistas de la Policía Nacional encargados de garantizar el orden público. Los responsables de Interior tienen contemplado elevar el número de efectivos de estas unidades si fuera necesario y sumarles otros de los cuerpos similares de la Guardia Civil.
El dispositivo contempla también el envío de agentes especializados en investigación y en la elaboración de diligencias. Según explicaron las fuentes consultadas por EL MUNDO, responsables del área de Policía Judicial han buscado «voluntarios» tanto en la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) como en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (Udef) para participar en las investigaciones abiertas por la comisión de actividades delictivas por parte de los organizadores del referéndum.
Está contemplado poder desplazar en menos de 24 horas a Cataluña un contingente de agentes que estén acostumbrados a realizar diligencias de detención y a tomar declaración a imputados con celeridad para actuar bajo la cobertura de la Fiscalía y los tribunales.
Otro de los puntos donde este plan de seguridad hace incidencia es en la necesidad de incrementar el número de efectivos en Cataluña especializados en la protección de autoridades, ya que se trabaja sobre la hipótesis de que grupos radicales puedan intentar actuar contra figuras representativas de la oposición al referéndum, que ya han sido amenazadas públicamente.
La clave de estas actuaciones policiales estará en la Fiscalía. Los analistas de la seguridad del Estado temen que la actuación de los Mossos ante posibles actividades delictivas no cumplan las exigencias necesarias. De hecho, estos analistas han recibido información directa por parte de agentes de la Policía catalana en la que se les explica cómo algunos mossos pretenden bloquear las actuaciones judiciales.
Recuerdan estas fuentes que, tras recibir la orden de la Fiscalía para actuar contra los que traten de perpetrar el referéndum, el mayor de los Mossos, Josep Lluís Traperotrasladó el escrito a sus subordinados, con la instrucción de que las diligencias sobre todas y cada una de sus actuaciones sea remitida a la Comisaría de Información, que canalizará todas las diligencias.
Estos analistas han levantado la voz de alerta ante la posibilidad de que desde los Mossos no se envíe copia directamente de las actuaciones a la Fiscalía y que todo sea canalizado por Información, que principalmente se encarga de la lucha contra el terrorismo. Sospechan que se puede estar ultimando una maniobra para poner palos en la rueda judicial que no permitan avanzar en las pesquisas judiciales y que eviten posibles condenas.
http://www.elmundo.es/espana/2017/09/21/59c2b8c446163faf058b461b.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias