miércoles, 25 de octubre de 2017

Agentes de los Mossos adquieren la condición de testigos protegidos por colaborar con Policía y Guardia Civi

La Justicia ha aumentado en los últimos días la presión sobre los Mossos d’Esquadra. Además de la investigación que está llevando a cabo la Guardia Civil y la Fiscalía de la Audiencia Nacional para investigar la pasividad de los Mossos durante la jornada del referéndum del 1 de octubre, varios juzgados de Cataluña, han recibido denuncias que están siendo ya tramitadas policialmente y que acusan a la policía autonómica catalana de “inacción”.

Un mosso y un grupo de policías nacionales, frente a un hotel de Pineda de Mar.



Según fuentes policiales en estas investigaciones están participando agentes de los Mossos que han adquirido la condición de testigos protegidos por colaborar con Policía Nacional y Guardia Civil. Según la información con la que está trabajando la Cadena SER al menos cuatro agentes de la policía autonómica catalana están aportando datos claves para avanzar en esta investigación que comenzó con un atestado de la Guardia Civil que está en manos de la juez Carmen Lamela referente al mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana y de Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cruixat que actualmente están en prisión preventiva acusados de un delito de sedición.
El objetivo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es según fuentes del caso recabar información sobre las actuaciones de los distintos operativos de los Mossos que participaron en la actuación contra el referéndum ilegal del 1-O. La semana pasada agentes de la benemérita se personaron en la comisaría regional de los Mossos d’Esquadra de Ponent en Lleida para acceder a las grabaciones de la centralita de comunicaciones de la policía catalana durante el referéndum de independencia suspendido por el Tribunal Constitucional. Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) los agentes hicieron el registro por mandato del Juzgado de Instrucción 4 de Lleida para requerir en concreto las grabaciones que mantuvieron los Mossos durante el operativo, unas horas antes y después de la votación.
Días antes a ese registro los agentes de la Guardia Civil registraron también el centro del 112 en Reus en busca de grabaciones internas. En el 112 hay ficheros de todos los servicios de emergencias del gobierno catalán: Mossos d’Esquadra, bomberos, Protección Civil y Sistemas de Emergencias Médicas. En una nota el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) aseguró que el registro formaba parte de una causa secreta que se está instruyendo en el juzgado único de Primera Instancia e Instrucción de Gandesa. En este caso también el origen de esta diligencia es una denuncia por supuesta inacción de los Mossos d’Esquadra en relación con el 1 de octubre.

La Guardia Civil también registró el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat para buscar mails del 1-O. El operativo fue diseñado para localizar correos de los mandos a los operativos ese día.
El CTTI fue un punto clave el 1-O. El pasado 30 de septiembre agentes de la Guardia Civil acudieron el 30 de septiembre al centro para comprobar si se habían bloqueado el acceso a 29 aplicaciones informáticas que gestionaban bases de datos y que la Generalitat pretendía usar en el referéndum del 1-O.
El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ordenó a la Generalitat que suspendiese los servicios informáticos que había activado para facilitar el voto telemático a través de una aplicación que se llamaba “Evot”.

http://cadenaser.com/ser/2017/10/24/tribunales/1508866766_859842.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias