lunes, 16 de octubre de 2017

Guardias civiles afean al alcalde de Alsasua su falta de sensibilidad y piden 'colaboración'

La Unión de Guardias Civiles ha entregado hoy al alcalde de AlsasuaJavier Ollo, de Geroa Bai (la marca del PNV en Navarra), un escrito en el que le reprocha su falta de sensibilidad hacia los dos agentes que fueron agredidos cuando se encontraban en un bar de la localidad fuera de servicio con sus respectivas parejas, y le pide la “máxima colaboración” con este cuerpo.
Foto: Miembros de la Unión de Guardias Civiles, este lunes ante el cuartel de Alsasua en apoyo de sus compañeros héroes. (E.C.)


Este organismo ha mantenido hoy un breve encuentro con el primer regidor de este municipio cuando se cumple ahora un año de la agresión que sufrieron los dos agentes y sus parejas y por la que están imputados ocho jóvenes por los delitos de terrorismo en concurso con atentado, lesiones y un delito de odio.Posteriormente, una decena de sus miembros se han concentrado a las puertas del cuartel de Alsasua para apoyar a sus compañeros “héroes”.
En el escrito entregado al alcalde, la UniónGC denuncia el “aislamiento, la hostilidad, el desprecio y el odio” que sufren los agentes de la Guardia Civil en el municipio, lo que es “realmente vergonzante”. “Es una situación que a usted como máxima autoridad a nivel local le debería al menos preocupar”, expone. En este contexto, aunque se “agradece” que el primer edil condenó la agresión a los dos agentes en el momento en el que se produjo, critica que se ha “echado de menos un poco de sensibilidad hacia las víctimas” a lo largo de este año, “o al menos haber repartido un poco de la que tuvo con las familias” de los agresores.
El Gobierno municipal se ha manifestado en varias ocasiones en apoyo de los agresores y en contra de la decisión de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de juzgar la agresión como un delito de terrorismo, exigiendo que la causa se devuelva al Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona. Tras la agresión, el Ejecutivo local aprobó una declaración institucional en la que mostraba su “malestar por la masiva presencia de la Guardia Civil” en el pueblo y que, según denunciaba, “no ayuda a crear un clima de convivencia”.
Ante el apoyo brindado desde el Ayuntamiento a las familias de los jóvenes agresores, la UniónGC replica que “los guardias civiles también tenemos familias”. Por ello, pide al alcalde que el presupuesto que “había pensado en su día destinar para ayudar” a los allegados de los agresores de los dos agentes “lo invierta en terapias para sus vecinos o en talleres de formación e información orientados a acabar con los episodios de fobia y violencia contra nuestros compañeros”.
La UniónGC valora la "actitud positiva" del alcalde para "contribuir" a que los guardias civiles puedan realizar vida con normalidad pero le piden "gestos"
El secretario general de este organismo, Ramón Rodríguez, ha trasladado en persona al alcalde que los agentes de la Guardia Civil “sólo quieren normalidad” y “poder ser unos vecinos más del pueblo”. En este sentido, ha valorado la “actitud positiva” del alcalde para “contribuir” a que los guardias civiles destinados en el municipio puedan realizar "vida con normalidad", si bien le ha pedido “gestos” ya que, como ha advertido, “no vale sólo con mostrar voluntad y manifestarlo, sino que debe ir acompañado de actitudes” para fomentar su integración.
Rodríguez ha dado cuenta del encuentro con el alcalde después de que una decena de integrantes de la UniónGC se concentrara a las puertas del cuartel bajo una pancarta con el lema 'Unión de Guardias Civiles con sus héroes' para “agradecer el trabajo diario de nuestros compañeros de aquí por el clima que día a día tienen que estar soportando”. “Un guardia civil es un trabajador, sometido en nuestro caso a los destinos que le adjudiquen en su carrera profesional. Es decir, nos puede gustar o no vivir y estar en Alsasua pero si nos destinan ahí no tenemos otra solución que aceptar este destino porque vivimos de nuestro trabajo, señor alcalde, nosotros y nuestras familias como supongo que le pasará a usted y a sus vecinos”, constata Rodríguez en el escrito entregado a Javier Ollo para exigir que los agentes de este cuerpo puedan vivir con “normalidad” en este municipio de unos 7.500 habitantes.
A día de hoy, "el odio, la inquina y el rencor” y las “actitudes violentas” hacia la Guardia Civil siguen presentes en este municipio, donde hay numerosas pintadas y pancartas en contra de este cuerpo y en apoyo a los ocho encausados por la brutal paliza, tres de los cuales permanecen en prisión a la espera del juicio. Por la “paliza injustificable” que recibieron los dos agentes y sus parejas la Fiscalía pide una pena de 50 años de prisión para seis de los jóvenes, 62 años y medio para otro al añadir un delito de amenaza terrorista y 12 y medio para la octava persona por amenazas con carácter terrorista. El Ministerio Público enmarca la agresión en la estrategia de ETA para expulsar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado del País Vasco y Navarra.
La existencia de más de 300 asesinatos de ETA aún sin resolvertambién queda reflejado en el escrito de la UniónGC, que recuerda esta cifra al alcalde para que, desde su cargo, contribuya a fomentar la necesidad de proceder a su esclarecimiento. "Quizás una actitud pedagógica hacia sus vecinos para que colaboren también en su esclarecimiento podría aportar luz sobre su resolución", espeta. Mientras tanto, este organismo "sigue esperando la máxima colaboración" de la Alcaldía con la Guardia Civil "para el esclarecimiento de cuantos delitos se puedan cometer" en su ámbito territorial. "Tenga en cuenta que los guardias civiles estamos para garantizar la seguridad de todos sus vecinos y la colaboración de las instituciones es una parte muy importante de este trabajo", subraya.
https://www.elconfidencial.com/espana/2017-10-16/alsasua_1461701/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias