martes, 21 de noviembre de 2017

Equiparación salarial de la Policía, toda la verdad

La Policía española está de enhorabuena. Por fin un ministro del Interior del Gobierno de España ha salido a la palestra a reconocer los más 30 años de desprecio de parte de “todos los gobiernos”, de distinto signo, de los que el colectivo siempre ha dependido. Lo mismo que las policías autonómicas.

Policías y guardias civiles claman en masa para tener el mismo sueldo que los Mossos


Para llegar a este reconocimiento ha hecho falta toda una generación. Han sido miles de policías encuadrados en los cuerpos con atribuciones en todo el territorio nacional los que han completado su vida profesional sin ver cumplida su elemental aspiración de que su labor recibiera el mismo reconocimiento que la de otros que desempeñaban las mismas funciones. Salario es dignidad que dice un atinado lema sindical. Ya está bien de palmaditas y de referencias solemnes a los “cuerpos y fuerzas” de seguridad del Estado. Si creen que su labor es valiosa y necesaria, páguenla. Y, por su puesto, reconózcanla públicamente.
Desde hace mucho tiempo era vox pópuli que la Policía Nacional y la Guardia Civil cobraba un sueldo que no era acorde con su importancia y responsabilidades. Pero nadie hizo nada. El ejecutivo sacó provecho de un colectivo disciplinado, en parte militar, cuyo derecho de manifestación y huelga es inexistente o está muy restringido. El silencio lleva al desconocimiento y éste al olvido. Y los gobiernos no suelen invertir en causas olvidadas.
Ha hecho falta el escarnio público en Cataluña para que todo el mundo se pregunte abiertamente: ¿qué estamos haciendo con nuestra Policía? ¿Por qué está peor tratada que los Mossos que, ahora se entera mucha gente, cobran del mismo Ministerio del Interior?
Y ha hecho falta –no se olvide- que un grupo parlamentario que no está en el gobierno, y que lleva insistiendo en la equiparación con iniciativas parlamentarias presentadas desde 2016, dé un ultimátum al gobierno: o hay equiparación salarial de los policías o no apoyará los Presupuestos de 2018.
Todo eso –tiempo, desprecio, escarnio, presión política y una multitudinaria manifestación - ha sido necesario para que nuestro Ministro, el inefable Zoido, se asome a la televisión pública, para sacar pecho y decir que el Gobierno de Mariano Rajoy y del Partido Popular ha terminado con una injusticia que ningún gobierno había abordado durante más de tres décadas. Como si no fuera el mismo Partido Popular que ha gobernado en España durante la mitad de ese periodo y no fuera el mismo Mariano Rajoy que ejerció de Ministro del Interior y de Administraciones Públicas durante el Gobierno de Aznar y completó sus mandatos sin decir ni pío. Hace falta ser cínico.
https://www.elespanol.com/blog_del_suscriptor/opinion/20171120/263543648_7.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias