sábado, 11 de noviembre de 2017

La carta de gratitud de un policía destinado en el "maravilloso" Monzón por la crisis catalana

El agente, que han participado en el operativo de Cataluña y se alojaban en la localidad oscense, ha hecho público su agradecimiento por el buen trato recibido.

Un millar de vecinos de Monzón se manifestaron el pasado 5 de octubre en apoyo a los policías desplazados a Cataluña.



“Como en casa”, así describe un oficial de la Policía Nacional su estancia en Monzón, donde ha pasado los últimos quince días, al formar parte del operativo especial destinado en Cataluña. Y tal ha sido su gratitud con la acogida que les dio la localidad altoaragonesa, que en nombre de todos sus compañeros envió una carta al ayuntamiento de Monzón, que ha sido compartida a través de las redes sociales por el alcalde de la localidad, Álvaro Burrell, recibiendo numerosos apoyos y comentarios.
“No teníamos muy claro qué íbamos a encontrarnos, y desde el primer momento, cuando bajamos del autobús y vimos las banderas de España en los balcones, fue todo una grata sorpresa”, comenta José Francisco Taboada, autor de la carta, que ya ha regresado a Granada, donde opera habitualmente su grupo. Por eso, aclara, quisieron transmitir su agradecimiento a la localidad, a la que describe en su carta como “maravillosa”.
“Tenemos la referencia de otros profesionales que están viviendo en un clima muy diferente, con protestas continuas y casi sin poder salir”, comenta el policía, que disfrutó junto a sus 30 compañeros de una situación prácticamente opuesta en Monzón. De hecho, el pasado 5 de octubre un millar de vecinos de la localidad altoaragonesa se concentraron con el objetivo de apoyar su labor, que realizaban trasladándose a diario a diferentes puntos de Cataluña.
En base a todo esto, destaca sobre todo la hospitalidad de los vecinos, "la verdad es que allá donde fueras la gente te mostraba su cariño, ya fueras a tomarte un café o a la lavandería", dice, pero también enumera los lugares que más le gustaron del municipio. "Aproveché para hacer visitas culturales por todo lo que ofrecía la localidad, que para su tamaño era bastante", explica el policía. El castillo, la catedral o la ermita son algunos de los lugares que destaca en la carta y a los que promete volver acompañado de su familia en un futuro, para poder mostrarles la provincia, que también pudo recorrer. "Siempre había querido visitar el Pirineo, y tuve la oportunidad de hacerlo en algunos días libres", explica también.
Desde el consistorio se muestran muy orgullosos de haber causado tan buena impresión en los que fueron sus vecinos durante 15 días, ya que estaban alojados en un hotel de la localidad, y al completar sus plazas, se instalaron también en la residencia para deportistas. "Nuestro objetivo era que estuvieran a gusto, y nos produce mucha satisfacción ver que lo conseguimos", explica el alcalde, Álvaro Burrell, que puso a disposición de los policías algunas instalaciones municipales, como la piscinas, donde era frecuente ver a los oficiales disfrutar de sus ratos libres. “Allí también fuimos muy bien atendidos por el diverso personal, desde el encargado de la puerta hasta la socorrista de los fines de semana”, explican.
Ahora, un segundo grupo también de Granada les tomará el relevo, aunque todavía no está claro si será también en la localidad. "Ya les digo a mis compañeros, ojalá os envíen a Monzón", dice Taboada, que si tuviera que volver a desplazarse a esta zona, también desea repetir destino.

CARTA ENVIADA AL AYUNTAMIENTO:
Hola. Soy un humilde Oficial de la Policia Nacional destinado en la UPR de Granada que ha pasado las últimas dos semanas alojado en su maravilloso pueblo.
Desde aquí me gustaría agradecer a Todo el pueblo de Monzón por su cariño y acogida durante nuestra estancia, en la cual hemos podido visitar lugares emblemáticos de su municipio. Como el Castillo (precioso, y eso que aún está sin rehabilitar completamente. A mis niños les encantará cuando puedan visitarlo conmigo, espero que pronto), su Catedral con toda la historia que tiene (historia que nos fue relatada por una mujer simpatiquísima y atenta que estaba en la Catedral encargada de tenerla abierta para los turistas), la ermita de la alegría (la cual no pudimos visitar ya que las dos veces que llegamos allí corriendo ya estaba cerrada), los márgenes del río (perfectos para correr y pasear), el centro del pueblo y el cauce del río (maravilloso).
Yo y algunos compañeros más, pudimos hacer uso de las instalaciones deportivas como la piscina donde igualmente fuimos bien atendidos por el diverso personal, desde el encargado de la puerta hasta la socorrista de los fines de semana.
Nos han tratado maravillosamente en su municipio y como en esta vida hay que ser agradecido y por ello este mensaje. Ahora somos relevados por otros compañeros que esperamos vayan a Monzón... esto nos hace tener esperanzas a nosotros de que en caso de tener que volver a relevar dentro de otros 15 días sea para ser alojados en su municipio donde nos hemos encontrado y nos han tratado como si estuviéramos en casa.
Por mi parte decirles que intentaré viajar próximamente por su municipio con la familia para que mis hijos y esposa puedan disfrutar todo lo que ofrece su pueblo y además poder usar Monzón como punto de partida para conocer el Pirineo Aragonés.
Gracias a Monzón y todos sus vecinos.
Hasta la próxima.

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca-provincia/2017/11/11/nos-han-tratado-como-si-estuvieramos-casa-1207158-1101026.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias