jueves, 16 de noviembre de 2017

La Policía usa los psicotécnicos para frenar el ascenso de los veteranos

Si a usted le preguntan cómo deberían ser las pruebas que deben pasar un Policía Nacional con varios años de servicio para poder ascender dentro de su propio cuerpo, seguramente se imaginaría que para valorar a un agente lo lógico es seleccionar a los candidatos en función de sus experiencia en la calle y su conocimientos en derecho penal, derecho administrativo, derechos humanos, administración pública, aptitud física, estudio de su perfil psicológico, defensa personal y si quiere rizar el rizo, incluso uno se podría imaginar una prueba de idiomas.


Pues no es así; sorprendentemente, para poder ascender por antigüedad dentro de la Policía Nacional, la División de Formación y Perfeccionamiento no te examina por tus años de experiencia, conocimientos jurídicos, por tu estado físico, por tu perfil psicológico o por tu conocimiento de idiomas, sino única y exclusivamente por una prueba de test psicotécnicos, donde se valora únicamente tu capacidad espacial (no tu perfil psicológico).
La cara amarga de esta prueba es que es de tal complejidad, que lo que la Policía busca es impedir que los agentes asciendan por antigüedad, ya que las plazas no cubiertas se pasan de inmediato a los aspirantes de oposición libre.

Ya Interior tuvo que intervenir

Recordarán que el pasado mes de febrero, debido a la extrema complejidad del examen de ortografía para ingreso a la Policía Nacional, varios medios de comunicación titulaban es sus portadas ¿pasaría usted la prueba de ortografía de la Policía Nacional?. Y que días después Interior se vio en la obligación de anular la prueba. Y que además, días después el jefe de la División y Perfeccionamiento, el Comisario, Carlos Lobato Masa, fue cesado de su puesto y sutituido por el también Comisario, Javier Peña Echevarría.
Sin embargo, parece que en la Policía Nacional continúa con la misma tónica, pero en este caso para impedir la promoción interna de los agentes más veteranos, imponiendo un sistema que trae de cabeza a miles de agentes de policía más veteranos que cada año intentar promocionarse.

Psicotécnicos imposibles como freno

Desde hace años, el freno para que los policías no asciendan por antigüedad, no consiste en una prueba de personalidad, de conocimientos jurídicos, de nivel de idiomas o de aptitud física, sino única y exclusivamente en una compleja batería de test psicotécnicos (donde no se busca conocer la personalidad del aspirante sino su capacidad espacial) que requiere un año de preparación para poder salvarlo con un simple aprobado.

Con ello, la Policía suspende cada año a miles de aspirantes que quieren ascender por antigüedad a las escalas de Subinspector, Inspector, Inspector jefe o Comisario y las plazas que quedan desiertas pasan para el sistema de oposición libre.
En un principio, el análisis del perfil psicológico de los agentes sería una pieza clave para determinar la idoneidad o no de los aspirantes, pero en el caso de la Policía Nacional, no se trata de examinar un perfil de personalidad, sino de una serie de baterías de psicotécnicos para conocer la capacidad espacial de los agentes. Es decir, no se analiza la forma de ver la realidad, los prejuicios, los estereotipos o la conducta interna de los agentes, sino lo que se analiza es sólo la capacidad espacial de los agentes.
Tal es la importancia de estos ejercicios de capacidad espacial, que son la única prueba de valoración para ascender por antigüedad, es decir, que los agentes que pretenden ascender no estudian, ni derecho penal, ni derecho administrativo, ni normativa de derechos humanos, código ético, derecho internacional humanitario, sino que solamente se matriculan en academias privadas especializadas en test psicotécnicos.

No importa tu experiencia en la calle

De esa forma, un agente que lleva veinte años en investigación criminal o antiterrorista es superado por otro que lleva el mismo tiempo destinado en el servicio de automoción o vestuario, pero que ha tenido tiempo para prepararse los ejercicios psicotécnicos. ¡No se premia la experiencia en la calle!, nos dice un agente del SUP.
Esta situación, que se repite año tras año, provoca una gran desmoralización en el conjunto de los sesenta mil agentes que forman la Policía Nacional, que año tras año ven truncadas sus expectativas de promoción interna ya que el cuerpo “ha sido tomado por psicólogos espaciales”, que no se dedican a detectar perfiles de personalidad, sino perfiles espaciales y que imponen pruebas que impidan el ascenso de los más veteranos.
https://gaceta.es/espana/la-policia-usa-los-psicotecnicos-frenar-ascenso-los-veteranos-20171116-0650/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias