jueves, 21 de diciembre de 2017

Chalecos con décadas, los peores sueldos y una plantilla en mínimos: así es ser Guardia Civil o Policía en Salamanca

Una iniciativa del diputado socialista David Serrada pone la primera piedra para mejorar las condiciones de los agentes. En Salamanca hacen falta un centenar de nuevos efectivos y hacer inversiones en equipo y sedes: las mujeres no tienen chalecos oficiales y no hay dinero para arreglar casas cuartel.




El diputado socialista David Serrada. Foto: De la Peña


Más de 600 salmantinos se han apuntado a las oposiciones para la Guardia Civil a pesar de que el servicio en el cuerpo no está precisamente lleno de ventajas. A día de hoy, los agentes patrullan territorios inabarcables de la provincia, su plantilla está muy mermada, son los que menos cobran de todas las fuerzas y cuerpos estatales y autonómicos, carecen de vehículos, usan chalecos con décadas a sus espaldas... Este es el panorama que ha podido comprobar el diputado socialista David Serrada, impulsor en el Congreso de una proposición para revitalizar Guardia Civil y Policía Nacional con equiparación de sueldos, pero también más inversiones y plantilla.

"Estamos hartos de que el Gobierno hable de dignificar el trabajo de la Guardia Civil y la Policía Nacional y a la hora de la verdad, cuando hay que rascarse el bolsillo, no haga nada", ha asegurado Serrada este miércoles en una comparecencia pública para explicar la iniciativa para dotar de 1.800 millones de euros a ambos cuerpos en los tres próximos ejercicios, a razón de 600 millones de euros por presupuesto hasta 2020. Buena parte de ellos irán a la equiparación salarial porque los agentes de ambos cuerpos cobran mucho menos que sus homólogos de los cuerpos autonómicos.

Cuando sale de la academia, un agente de la Guardia Civil cobra unos 1.350 euros/mes; el de la Policía Nacional percibe unos 1.400 euros/mes; y muy por encima está un agente recién titulado de cuerpos autonómicos: 2.000 euros al mes. Buena parte de la dotación presupuestaria prevista es para un incremento salarial de hasta 400 euros que sirva para paliar las diferencias, que han llevado a guardias y policías nacionales a manifestarse.


Pero no es lo único que falla en el funcionamiento de estos cuerpos. Según Serrada, la plantilla es tan escasa que sólo en Salamanca hace falta cubrir, al menos, un centenar de puestos. En los últimos años se han perdido 70 efectivos de la Guardia Civil y en el caso de la Policía Nacional se permite el lujo de no cubrir 30 puestos vacantes, lo mínimo legal. Con estas bajas, los 1.312 agentes de la benemérita se ven en la tesitura de tener que cubrir amplios territorios: una pareja que patrulle desde Vitigudino tiene que cubrir hasta Ledesma, con lo que la vigilancia es imposible.

Pero es que, además, las condiciones materiales no son las mejores. Las inversiones en vehículos, equipamiento, casas cuartel y comisarías son las mínimas y menos en Salamanca. La Guardia Civil sigue sin disponer de chalecos específicos para mujer, con las consecuencias ya conocidas: la sanción a una agente en Salamanca por llevar un chaleco homologado, pero no oficial, comprado por ella misma. En la Policía Nacional se usan equipos de protección que se compraron en algunos casos en 1992. Para el arreglo de casas cuartel hay este año 210.000 euros "que no dan ni para empezar".

https://www.tribunasalamanca.com/noticias/chalecos-con-decadas-los-peores-sueldos-y-una-plantilla-en-minimos-asi-es-ser-guardia-civil-o-policia-en-salamanca

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias