lunes, 22 de enero de 2018

En libertad bajo fianza los dos policías detenidos por la muerte de otro agente

Los dos agentes de la Policía Nacional detenidos el viernes en relación con la desaparición de armas del búnker de la comisaría de Ourense y por la muerte (un aparente suicidio) de un compañero han quedado en libertad bajo fianza de 60.000 euros. 
Un agente realizando en Galicia un pichazo telefónico.


Los agentes tendrán que abonar este dinero en un plazo de cinco días, tras prestar declaración el domingo por la noche ante la titular del Juzgado de Instrucción 3 de Ourense, que les imputa, además de robo y homicidio, otros cinco delitos.
La magistrada ha acordado la puesta en libertad bajo fianza de ambos tras valorar su arraigo familiar y patrimonial y que no existe peligro de alteración o destrucción de pruebas. Indica además en el auto que no cabe la posibilidad de actuar “contra bienes jurídicos de la víctima ni concurrir elemento alguno que permita inferir que vayan a cometer otros hechos delictivos”. Los detenidos, hermanos gemelos, quedan obligados a comparecer ante el juzgado de instrucción más próximo a su domicilio todos los días, la prohibición de salir del territorio nacional y la consiguiente obligación de hacer entrega del pasaporte.
El auto de la juez se demoró hasta la madrugada del lunes porque cerca de las 11 de la noche la defensa de los investigados pidió que se repitiera la recogida de restos de sangre de una prensa para realizar un análisis, ya que los detenidos insisten en que se trata de sangre de cerdo proveniente de una matanza. La instructora entiende que existen indicios de la comisión, “de forma conjunta y planificada” entre mayo de 2014 y abril de 2016, de los delitos de robo con fuerza, tenencia ilcita de armas, revelación de secretos, simulación del delito, denuncia falsa e injurias y calumnias, además del presunto homicidio del agente fallecido en la comisaría de Ourense.
La víctima era responsable de prensa, instructor de tiro y entrenador de defensa personal y fue hallado muerto de un tiro en su despacho de la comisaría un sábado de 2016 en un escenario que indicaba un suicidio. Horas antes de su muerte, el agente había enviado mensajes desde su ordenador y su móvil a mandos y a amigos en los se hacía responsable del robo de seis armas reglamentarias (cuatro pistolas y dos revólveres) de policías jubilados que se custodiaban en el búnker.
Se autoinculpaba además el policía en esos escritos de unos anónimos enviados a Asuntos Internos, en Madrid, en 2014, y a cuatro medios de comunicación meses más tarde, en los que se destapaba con detalle una supuesta trama de corrupción relacionada con el narcotráfico en la ciudad y que acabó con el desmantelamiento del grupo de estupefacientes de Ourense por supuesta complicidad en actividades ilícitas de varios traficantes. La detención de los investigados, el pasado viernes, se produjo tras las inspecciones oculares practicadas, informes de balística y pruebas del Instituto de Toxicología y de ADN, entre otras, además de documentación bancaria, fotografías, llamadas y otras comunicaciones.
Tras el arresto, la juez ordenó el registro de varias viviendas relacionadas con los investigados ubicadas en Toén (Ourense), Ávila (en donde uno de ellos estaba ejerciendo en la actualidad como profesor de tiro de la Escuela Nacional de Policía), Coslada (Madrid) y Ribeira (A Coruña). Antes de la comparecencia judicial se alzó de manera parcial el secreto de las actuaciones con el objetivo de que las partes pudiesen acceder al contenido de la causa con anterioridad a los interrogatorios. Los investigados solo respondieron a unas preguntas que les fueron formuladas por su defensa.
https://www.msn.com/es-es/noticias/espana/en-libertad-bajo-fianza-los-dos-polic%C3%ADas-detenidos-por-la-muerte-de-otro-agente/ar-AAv0APu?li=BBplW3c

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias