sábado, 6 de enero de 2018

“No se entiende que un militar gane menos que un guardia civil”

Víctor Torre de Silva, presidente del Observatorio de la Vida Militar, advierte de la discriminación de los miembros de las Fuerzas Armadas


Víctor Torre de Silva, este viernes ante el Congreso de los Diputados.


La equiparación salarial de la Guardia Civil y la Policía Nacional con las policías autonómicas ha pasado de ser una reivindicación de sindicatos y asociaciones profesionales a un compromiso del Gobierno. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, presentará el próximo día 16 la hoja de ruta de la equiparación, que debe iniciarse ya en 2018.
“Si la Guardia Civil y la Policía Nacional tienen un alza en sus retribuciones, algo que yo celebro, la diferencia con los miembros de las Fuerzas Armadas va a aumentar”, advierte Víctor Torre de Silva, presidente del Observatorio de la Vida Militar.
Torre de Silva (Bilbao, 1966), consejero de Estado y subsecretario de Defensa con el ministro Federico Trillo, fue elegido en enero de 2014 primer presidente de este órgano consultivo cuya función consiste en asesorar a las Cortes sobre las condiciones en que los militares ejercen su profesión y el Estado vela por sus intereses. Fiel a su mandato, el último informe anual del Observatorio se ha centrado en analizar las retribuciones de los militares, porque la primera obligación de cualquier Estado es pagar a sus servidores.
“Muchas veces se ha utilizado la falsa justificación del espíritu militar. Se dice que un militar no lo es por dinero. Evidentemente, como en toda profesión vocacional. Pero las Fuerzas Armadas tienen necesidad de captar a la mejor gente, solo así se puede mantener la excelencia a medio y largo plazo. Y eso requiere retribuir con coherencia”.
—¿Están mal pagados los militares españoles?
—Le puedo dar algunos datos: la retribución media en la Administración española equivale a la de un teniente. Esto ya revela algo, porque el teniente pertenece a la escala de oficiales, al 20% que más gana en las Fuerzas Armadas, lo que significa que la retribución media de los militares está por debajo de la que hay en la Administración.
Torre de Silva echa mano de cartulinas para avalar sus palabras con cifras: “El empleo de coronel es la cúspide de la carrera, los militares que llegan, que no son todos, lo hacen tras 25 años de servicio y por poco tiempo, seis años de media. Mi opinión es que su retribución [4.295 euros brutos al mes] no está a la altura de lo que paga la Administración en niveles de responsabilidad equivalentes. Y mucho menos la empresa privada”.

"LA ADMINISTRACIÓN NO QUIERE CONTAR LO QUE PAGA"

M.G:
La primera sorpresa que se llevó Víctor Torre de Silva al abordar el estudio de las retribuciones militares fue la falta de información. “Las retribuciones son una materia bastante opaca en las Administraciones públicas, cuando debería ser la más transparente, ya que hablamos de fondos públicos y no pedimos la retribución de una persona concreta sino las retribuciones medias”.
“Hay una falta absoluta de estudios, análisis y estadísticas. Además de buscar la información publicada, prácticamente ninguna, pedimos expresamente informes a la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas y no obtuvimos ninguna respuesta. La ley de transparencia obliga a entregar los documentos que la Administración tiene pero, si uno quiere una mínima agregación, te dicen que eso no existe y que no hay obligación de hacerlo para ti”.
¿La Administración no sabe lo que paga? “Lo sabe, pero no lo quiere contar”.
El agravio más claro, explica, se da con la Guardia Civil. “Las familias de los militares no entienden por qué están peor pagados que los guardias civiles, un cuerpo de naturaleza similar y con empleos militares”.
El Observatorio ha cuantificado las diferencias: “Un teniente de la Guardia Civil, recién salido de la academia, cobra de retribución fija por encima de 300 euros más al mes que un teniente del Ejército de Tierra de la misma promoción. De teniente coronel a cabo permanente hay al menos 100 euros mensuales de diferencia en todos los empleos, siempre a favor de la Guardia Civil”.
Incluso los guardias civiles destinados en unidades militares, en el extranjero o en España, tienen retribuciones distintas y superiores a los militares con los que trabajan codo con codo.
Eso en retribuciones fijas, pues la discriminación se agrava con las variables. “Haciendo una simple división [de la partida presupuestaria entre el número de beneficiarios] se comprueba que el reparto per cápita da unos niveles muy inferiores a Defensa. Por ejemplo, el complemento específico medio en Interior es un 189% más que en Defensa y el de Exteriores, un 124,7%. En productividad o dedicación especial, la media por efectivo de Interior es el 187,5% y en Exteriores un 169,5% de Defensa. Hay diferencia en retribuciones fijas y variables y siempre en perjuicio de Defensa”.
--La Guardia Civil se queja de ganar menos que la Policía y ésta, que los Mossos o la Ertzaintza.
—A nivel retributivo el escalón más bajo es el militar. A mí la equiparación con las administraciones autonómicas me parece extraordinariamente bien. Pero lo primero es equiparar al personal de seguridad al servicio del Estado. Antes que mirar a otras administraciones habría que mirar dentro del propio Estado. La equiparación interna es una asignatura pendiente.
--La ministra de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, ha anunciado que hará un estudio sobre retribuciones. Ustedes ya lo han hecho. Se lo pueden dar.
—Sí claro [sonríe]. Me felicito de que algunos temas que han sido estudiados por el Observatorio se aborden después por el Ministerio de Defensa. Así ha pasado ya con la movilidad geofráfica y me gustaría pensar que algo parecido va a ocurrir con las retribuciones.
https://politica.elpais.com/politica/2018/01/05/actualidad/1515180775_525345.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias