viernes, 23 de febrero de 2018

Antidisturbios de la Guardia Civil reforzarán la seguridad del Rey en Barcelona

Les apoyarán, en el blindaje del Palauet Albéniz y sin despliegue en las calles, agentes que vinieron de León para lel 1-O


Tensión en torno al rey en la marcha de duelo por los atentados de Barcelona.


Los mandos de la Guardia Civil en Catalunya han suspendido todos los permisos y libranzas para este fin de semana y el lunes a los agentes encuadrados en la unidad de élite GRS 4, los antidisturbios del Grupo de Reserva de Seguridad que la Benemérita tiene acuartelados en Barcelona. Quieren a la plantilla al completo para cubrir la visita del Rey a la inauguración, el próximo 26 de febrero, del Mobile World Congress.

El GRS se encargará, como en otras visitas del jefe del Estado, de montar un anillo especial de seguridad en torno al Palauet Albéniz en el interior del recinto desde 24 horas antes de que Felipe VI pernocte en esa residencia real. Pero esta vez trabajará toda la unidad y con el apoyo de otros efectivos venidos desde León, que se están relevando en Catalunya en comisión de servicio desde finales de septiembre, cuando se inició la 'Operación Copérnico' (para la Guardia Civil 'Operación Avispa') para hacer frente al proceso independentista. 

Sin despliegue en las calles

Dicha unidad no tiene previsto su despliegue en las calles de Barcelona complementando a los Mossos d’Esquadra -que tienen encomendadas las tareas de seguridad ciudadana-, pese a que fuentes de la Seguridad del Estado en Catalunya admiten que siguen "con especial atención" los llamamientos de diferentes grupos independentistas a aprovechar la visita del monarca para protestar contra el encarcelamiento de líderes políticos. Les preocupa que, si esta vez no se cierra un área de separación suficientemente amplia entre las personalidades y los manifestantes durante los actos de inauguración, puedan repetirse las tensas escenas de pitidos y abucheos que se produjeron durante la manifestación del pasado 27 de agosto contra los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils.
Entre la pasada Diada y las últimas elecciones catalanas, el GRS-4 fue una de las unidades más utilizadas por el Ministerio del Interior en su despliegue especial en Catalunya, especialmente en la jornada del referéndum del 1-O. El grupo se hizo popular en la Guardia Civil por acumular sus agentes jornadas maratonianas de hasta 30 días seguidos sin librar.
Ahora, al Mobile World Congress, el GRS-4 llega mermado de efectivos. Desde los acontecimientos de otoño, dos de sus miembros han pedido cambio de destino y, según fuentes de la unidad, otros seis lo solicitarán en cuanto haya vacantes. Al grupo le quedan  84 miembros y 14 plazas sin cubrir. El GRS de Barcelona es el más reducido de los ocho que la Benemérita tiene repartidos por toda España (en Madrid, Valencia, Zaragoza, León, Pontevedra, Tenerife y Sevilla). El andaluz es el más numeroso, con 300 miembros.  Lleva varios meses aplazada una ampliación de hasta 80 miembros más para el grupo de Barcelona, que serán necesarios si, próximamente, como se prevé, deben hacerse cargo de la custodia de la central nuclear de Vandellós.
La participación de guardias civiles en el dispositivo global de seguridad de la feria del Mobile se produce en uno de los momentos de mayor tensión interna en los cuerpos policiales del Estado, rotas recientemente las negociaciones de sus sindicatos y asociaciones con Interior para conseguir una equiparación salarial con los Mossos.

Guardia Urbana sin festivos

Los guardias del GRS no son los únicos funcionarios policiales con libranzas suspendidas. El Ayuntamiento de Barcelona no dará festivos tampoco a los agentes de la Guàrdia Urbana con destino en los distritos de Sants-Montjuïc, Ciutat Vella y Eixample, según fuentes sindicales de la policía local barcelonesa.
https://www.elperiodico.com/es/barcelona/20180222/guardia-civil-refuerza-seguridad-rey-barcelona-mobile-6644173

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias