domingo, 25 de febrero de 2018

LAS CUENTAS DE LA EQUIPARACIÓN

Nos encontramos en una situación en la que quizás  nunca hubiéramos pensado que estaríamos o que llegaríamos a participar. Quizás es el momento más importante, más trascendental a la que se enfrenta esta Asociación, después de los dos procesos electorales a los que hemos presentado candidaturas.
Las cuentas de la equiparación


Y el éxito de esos procesos nos permite, nos obliga, a estar a la altura de las circunstancias que los guardias civiles, nuestros socios y otros guardias civiles que sin ser socios confían en nosotros, nos exigen.
Los que ocupan la responsabilidad de la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC), asumen la situación que les ha tocado enfrentar y, aunque muchas de los escenarios de estos días no son de nuestro agrado,  no es lo que esperábamos encontrar, no dejaremos de estar en primera línea.
Es la hora de reclamar de manera firme a los responsables políticos que tienen la capacidad de decisión, que de una vez, se responda a los agradecimientos que siempre hemos recibido, que se cumplan las promesas dadas, que se atiendan las necesidades retributivas de los guardias civiles. Los guardias civiles hemos cumplido siempre, con derroche de generosidad, en los escenarios y las situaciones  más complicadas. Es la hora de que nuestros dirigentes políticos estén a la altura.
Aunque no es el momento de recordar toda la historia de la reclamación de la equiparación salarial, sí es conveniente indicar algunos hitos que nos permitan entender la situación actual.
En los últimos meses de 2017, tras los hechos sucedidos en Cataluña y la brillante actuación de los guardias civiles, se comenzó a hablar de equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.
No podemos olvidar que la reclamación de la equiparación de las retribuciones de los guardias civiles con otras policías, se encuentra en el ideario y en los estatutos de APROGC. Por tanto, tenemos la obligación de adoptar las medidas proporcionadas para alcanzar ese fin.
Para llegar al objetivo, APROGC se adhirió junto al resto de asociaciones profesionales de guardias civiles y sindicatos de la Policía Nacional con representación en sus respectivos Consejos, en una unidad de acción para conseguir el objetivo.
En el mes de enero, se pasó de hablar de equiparación a subida salarial. Empezamos a tener la certeza de una moderada subida salarial.
Las reuniones se sucedían, confirmado la sospecha de que la tan prometida equiparación, al final no iba a llegar en la realidad.
En el mes de febrero, se pasó a hablar de dignificación profesional. Y se convocan las dos reuniones trascendentales presididas por el Secretario de Estado de Seguridad, a la que asistieron de forma conjunta las asociaciones profesionales y sindicatos policiales, que nos han llevado al momento actual.
Entre tanto, multitud de declaraciones públicas por parte de los responsables políticos que han opinado sobre este asunto.
Pero por su importancia, tanto por quien las realiza como por donde las realiza, quisiéramos citar la contestación dada por el Ministro del Interior en sede parlamentaria, en la sesión de control al Gobierno el día 7 de febrero, ante una pregunta que le fue formulada por un diputado del grupo parlamentario de Ciudadanos, concretamente: ¿Qué ha hecho el Ministerio del Interior para llevar a cabo en esta legislatura la plena equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil con las policías autonómicas mejor pagadas? El Ministro del Interior, en su intervención afirmó: cuando alcancemos un acuerdo, esto será una auténtica realidad que se completará en el año 2020, momento en el que entonces un guardia civil y un policía nacional ganarán exactamente lo mismo que los Mossos d'Esquadra.
Puede ver la pregunta y la contestación en el siguiente enlace:
Podríamos aburrirles con el proceso de negociación, las propuestas para  homologación de los empleos y niveles, pero solo quisiéramos darles algún detalle:
Para la homologación, pensamos que se debe distribuir a los guardias civiles según sus funciones homogéneas con los Mossos, teniendo en cuenta la entidad de sus cometidos (personal, demarcación, cometidos, etc.). Sin embargo, el Secretario de Estado trasladó que la homologación debe hacerse por niveles y no por funciones.
Se sigue considerando la reducción de los importes necesarios para la equiparación como “pago” de los derechos sociolaborales de los que gozan los guardias civiles y que, por el contrario, no disfrutan los Mossos. Lógicamente, es un asunto que no podemos admitir y, en todo caso, hay otras muchas cuestiones que soportan los guardias civiles que no se han puesto en la balanza, principalmente, derivados del despliegue territorial de la Guardia Civil, ubicación en poblaciones pequeñas, con las dificultades que eso supone en la pérdida de calidad de vida diaria de los propios guardias civiles.
Por último, les ofrecemos nuestra versión de la distribución de las cantidades ofrecidas para la equiparación, que distan mucho de lo que consideramos imprescindible para alcanzar unas retribuciones justas para los guardias civiles.

https://www.aprogc.es/la_asociacion/detalle/Las_cuentas_de_la_equiparaci%C3%B3n

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias