lunes, 19 de febrero de 2018

Las imágenes de los chalecos que no pararon los disparos de Igor el Ruso

El chaleco antibalas oficial que portaba el guardia civil Víctor Jesús Caballero Espinosa no consiguió parar los impactos de bala recibidos de la pistola Beretta de calibre 9mm con la que le disparó Norbert Feher (alias Igor el Ruso), el pasado 14 de diciembre, y que le causó la muerte. Está aún por concluir si el chaleco que llevaba el otro guardia asesinado, Víctor Romero Pérez, resistió a las balas. 
Detalles de los cuatro impactos en el frente de la camiseta de Víctor Jesús Caballero



Este último había sido comprado por el agente con sus propios medios, según han confirmado fuentes conocedoras del caso a El Plural.
Según el informe del grupo criminalística de la Guardia Civil, incluido en el sumario de este caso, al que ha tenido acceso El Plural, varios de los disparos que recibieron los agentes atravesaron al menos uno de los chalecos. La asociación mayoritaria de guardias civiles, la AUGC, ha pedido a la Dirección General de la Guardia Civil que abra una investigación a respecto.
La jueza investigará los chalecos
La juez de Alcañiz que instruye las diligencias por el triple crimen de Igor el Ruso (también mató al ganadero José Luis Iranzo) investigará si los chalecos antibalas que portaban los dos guardias eran los adecuados. 
La AUGC, UniónGC y otras asociaciones representativas de guardias civiles llevan años denunciando ante el Ministerio del Interior las condiciones precarias en las que los agentes desempeñan su trabajo, en coches de medio millón de kilómetros y, a veces, sin los chalecos antibalas, que en ocasiones, son los propios guardias quienes se encargan de comprarlos con sus medios.
Orificios y manchas de sangre
El informe del grupo de criminalística de la Guardia Civil recoge que uno de los chalecos antibalas que portaban los dos agentes asesinados por Norbert Feher, alias Igor el Ruso, junto a una masía rural de Andorra (Teruel), presentaba "orificios y manchas de sangre".
El informe de criminalística, incluido en el sumario instruido por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz,  fue elaborado a partir de los datos obtenidos un día después de los crímenes, es decir, el 15 de diciembre de 2017, en el Instituto de Medicina Legal de Aragón, al que fueron trasladados los cadáveres de los dos agentes y del agricultor asesinado, José Luis Iranzo.
Los disparos contra Víctor Romero Pérez
Según la autopsia del agente Víctor Romero Pérez, recibió cuatro disparos de bala en la parte alta del cuerpo: dos en la zona del cuello izquierdo, uno en el tórax derecho y otro en la zona de la cintura derecha. Tres de ellos impactaron contra el chaleco antibalas que portaba, de la marca Fedur: “uno en el anverso de la parte delantera, otro en el reverso de la parte delantera y uno en la zona derecha”, según puntualiza el informe.

Parte delantera del chaleco que portaba el guardia Víctor Romero Pérez con el impacto de bala. Imágenes incluidas en el sumario

Impacto de bala en la parte trasera del chaleco de Víctor Romero Pérez
La sudadera recibió los impactosLas balas impactaron contra la sudadera que llevaba el agente. Según detalla el informe, los investigadores encontraron "cuatro orificios en la parte delantera, dos en la zona del cuello izquierdo, uno en el tórax derecho y otro en la zona de la cintura derecha". 

Los impactos en la sudadera de Víctor Romero Pérez

Detalle del impacto de bala en la parte superior de la sudadera de Víctor Romero Pérez. Imagen incluida en el sumario
Detalle de los impactos que llegaron a la sudadera de Víctor Romero Pérez
Las balas atravesaron la camiseta
Los disparos impactaron en la camiseta blanca que vestía el guardia. Según precisa el informe, "tres orificios, uno a la altura del tórax derecho, y dos en la parte trasera, en la parte inferior trasera".
Los disparos llegaron a la camisera de Víctor Romero Pérez, parte delantera

Detalles de impactos en la parte trasera de la camiseta de Víctor Romero Pérez
"Cinco orificios y restos de sangre" en el otro chaleco
El chaleco del otro guardia asesinado Víctor Jesús Caballero Espinosa , de la marca FECSA presentaba “cinco orificios y restos de sangre”, según la descripción de los expertos.
 Parte delantera del chaleco de Víctor Jesús Caballero Espinosa. Imágenes recogidas en el sumario

Vista trasera del chaleco que vestía Víctor Jesús Caballero Espinosa
Detalles de los impactos en el chaleco de Víctor Jesús Caballero Espinosa
El escrito forense describió que del cuerpo del agente se extrajo proyectil “de la parte izquierda del tórax y de la parte superior del tórax y un tercero extraído tras entrar por el bolsillo trasero derecho del pantalón”.

Parte delantera de la camiseta que vestía Víctor Jesús Caballero
La camiseta presenta "ocho orificios y restos de sangre, cuatro en la parte delantera, cuatro en la trasera", según el informe.
 Detalles de los cuatro impactos en el frente de la camiseta de Víctor Jesús Caballero

Detalles de los impactos en la parte trasera de la camiseta del guardia Víctor Jesús Caballero
No hubo un "despliegue especializado"
La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha pedido, además, que se investigue si el despliegue organizado, “con dos simples patrullas de seguridad ciudadana” y no un equipo “especializado”, para la captura de Igor el Ruso fue el adecuado, teniendo en cuenta que se trataba de un individuo peligroso, con una orden europea de búsqueda y captura, que ya había disparado a otras personas en otra masía próxima a donde ocurrieron los hechos.  

https://www.elplural.com/politica/2018/02/19/las-imagenes-de-los-chalecos-que-no-pararon-los-disparos-de-igor-el-ruso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias