miércoles, 28 de febrero de 2018

Malestar entre los policías desplazados a Barcelona por el 1-O tras encontrar recortes en sus nóminas

Los sindicatos critican a Interior por no haber informado a los agentes sobre cómo iba a regularizar las cuentas tras la «Operación Copérnico»


El ferry Moby Dada, conocido como «Piolín», mientras estuvo atracado en Barcelona antes del 1-O



El 20 de septiembre, el ferry Moby Dada, conocido popularmente como «Piolín», atracó en el puerto de Barcelona como solución para alojar a los policías desplazados hasta allí en un operativo especial denominado Operación Copérnico, cuyo objetivo era frenar el referéndum ilegal del 1-O. Más de cinco meses después, y aunque el barco abandonó la Ciudad Condal el 16 de noviembre, el asunto sigue dando que hablar. La última sorpresa se la han encontrado algunos agentes que formaron parte de la misión, quienes han visto cómo su retribución de febrero ha menguado sustancialmente y, según ellos, sin previo aviso.
«Nos volvemos a sentir utilizados, ninguneados cual bufones de una corte real», claman los principales sindicatos policiales —SUP, CEP, UFP, SPP y ASP— en un escrito conjunto en el que denuncian que algunas nóminas han sido recortadas «de manera alarmante en un 42%». El principal problema, denuncian fuentes de estos sindicatos a ABC, es la falta de información que ha acompañado al proceso, iniciado para liquidar cualquier gasto relacionado con Copérnico. Es decir, desde pagar a los agentes las gratificaciones por sus servicios en Barcelona, como tramitar la devolución de los adelantos económicos que recibieron los policías antes de comenzar el operativo.
Los sindicatos coinciden al censurar que las primas económicas por la Operación Copérnico no se hayan ingresado en las cuentas corrientes de los policías de una manera clara que les permitiera identificar con exactitud dichos ingresos extraordinarios. «Lo han hecho utilizando un concepto en el que pone "productividad" pero sin relacionarlo con la Operación Copérnico», lamentan las fuentes del Sindicato Unificado de Policía (SUP) consultadas por ABC, que también subrayan que el desconcierto con los ingresos y gastos que debe asumir cada agente es total: «Nadie tiene ni idea».
Según las estimaciones de este sindicato hay «más de 1.000 policías de toda España» afectados por estas detracciones en nómina, cuyos titulares responden a tres perfiles. En primer lugar están todos aquellos agentes a los que se les ha restado de su sueldo el importe sin justificar del anticipo que recibieron antes de partir hacia Barcelona. En segundo lugar, aquellos que pensaban que el dinero gastado se les iba a descontar de las primas recibidas por su labor. Y, por último, aquellos a los que se les habría ingresado más dinero del que les corresponde por su estancia en Barcelona y que, por ende, habrían encontrado un mayor descuento en la nómina de febrero.
«Nuestra crítica es la falta de información a compañeros de lo que tenían que cobrar, lo que han cobrado y lo que les tenían que descontar del sueldo», insisten desde SUP sobre una medida que no solo afecta a los efectivos que pernoctaban en el «Piolín», sino —en mayor o menor medida— a todos aquellos desplazados a Cataluña para preservar la Constitución frente al desafío secesionista.

«Hasta 900 euros menos»

«Seguramente algo de razón tengan al quitar este dinero», sostienen fuentes de la Confederación Española de Policía (CEP), donde sin embargo reclaman que, igual que hizo el ministro Zoido al anunciar las gratificaciones para los agentes, «se tendría que haber elaborado un comunicado» para advertir de que se iba a proceder a la devolución del adelanto. «Hay compañeros a los que les han quitado 700, 800 o incluso 900 euros», explican desde este sindicato: «Imagínate la situación si cobras 1.400 euros y te quitan esto de golpe». Las cantidades varían de un caso a otro en virtud del número de días que cada agente permaneciera desplazado.
Desde la CEP ya han instado a los mandos a encontrar una solución al problema y en el aire está una reunión con este punto del día a tratar. ABC ha intentado confirmar este extremo pero la Policía Nacional ha declinado amablemente realizar cualquier tipo de manifestación relacionada con un problema que tensa un poco más la relación con Interior, complicada de por sí en virtud de la negociación abierta por la equiparación salarial entre Guardia Civil y Policía y Cuerpos regionales.
«Queremos que se revisen de urgencia todas las nóminas detraídas y que se estudie caso por caso. Que se devuelva con carácter urgente la parte de la nómina detraída a quien no corresponda y, si alguna correspondiere a dicha detracción, que se facilite la devolución de dicho importe en atención a las circunstancias de dicho funcionario», culmina el comunicado conjunto de los cinco sindicatos policiales que aún se acuerdan de Barcelona, el «Piolín» y la Operación Copérnico.

http://www.abc.es/espana/abci-malestar-entre-policias-desplazados-barcelona-tras-encontrar-recortes-nominas-201802280132_noticia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias