martes, 13 de febrero de 2018

"Quería huir, me daba miedo el arma". El drama del suicidio golpea a la Guardia Civil

Paco (nombre ficticio) se planteó suicidarse hace 10 meses. Es guardia civil de Tráfico y asegura que hacía siempre bien su trabajo. 
Foto: Guardias civiles durante el Pilar, patrona del cuerpo. (EFE)


Sus jefes, sin embargo, le pedían que pusiera más multas. Él se negó. "Los que no pasábamos por ahí teníamos problemas; me valoraron negativamente 11 veces", recuerda el hombre, que también solía reivindicar mejoras laborales. "Crearon un formato de rendimiento para cuantificar la productividad de cada uno; yo solicité acceder a esos datos que ellos tomaban de mí, pero me lo denegaron, también la jueza en lo contencioso", cuenta.
"Todo esto me provocó una gran tensión; el jefe te aparta, te convierten en malo, no duermes", relata este guardia civil, que asegura estar a punto de volver al trabajo al tiempo que también admite cierto temor, dado que su superior volverá a ser el mismo que le valoró negativamente más de una decena de veces. Admite que se planteó tirarlo todo por tierra. "Tenía la autoestima muy baja y una sensación de querer desaparecer, de huir; me daba miedo el arma", recuerda con tristeza.
"Entonces tuve un momento de lucidez y llamé al teléfono", asegura en referencia al número que la Dirección General pone a disposición de todos los funcionarios. "Me trataron muy bien, me dijeron que me diera de baja, que en seis meses lo superaría; llevo 10 y estoy cerca de volver, porque estoy mucho mejor", afirma Paco, quien admite que en ocasiones piensa que hay quienes han estado en su situación y no han tenido ese momento de lucidez.
Entre estos últimos se encuentran los dos guardias civiles que se quitaron la vida la semana pasada. Uno de ellos en Tenerife. El otro, en Granada. Un tercero más lo intentó sin lograrlo. Apenas unos días antes, otro compañero sí concluyó su plan en Huesca. Los tres fallecidos en lo que va de año pasaron a engrosar la lista más trágica de la corporación, la de los funcionarios que deciden poner fin a su existencia, una relación que, lejos de reducirse, ha ido creciendo en los últimos años. En 2015, se suicidaron siete agentes; en 2016, nueve; y en 2017, nada menos que 17 miembros del instituto armado; siempre según los datos que extraoficialmente ha ido recabando la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), que ha roto un histórico tabú haciendo de este problema una de sus puntas de lanza.
https://www.elconfidencial.com/espana/2018-02-13/suicidios-guardia-civil-drama_1520795/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias