domingo, 25 de febrero de 2018

Un puesto de la Guardia Civil bajo la lupa

El Defensor del Pueblo sugiere al cuartel de Montehermoso clausurar dos celdas por ser pequeñas y otros seis cambios

Exterior del puesto de la Benemérita en la localidad cacereña. :: andy solé/


ANTONIO ARMERO CÁCERES.
El puesto de la Guardia Civil de Montehermoso (5.761 habitantes, a 25 kilómetros de Plasencia por carretera) necesita unos cambios. Es lo que opina el Defensor del Pueblo, que el pasado 14 de diciembre emitió un informe que incluía siete sugerencias. Ese documento es el resultado de la visita que tres técnicos realizaron a las instalaciones de la localidad cacereña. Lo que vieron allí dio pie a que la oficina que preside el extremeño Francisco Fernández Marugán (Cáceres, 1946) iniciara una actuación de oficio que consistió en plantear siete cuestiones a mejorar.
Una de ellas se refiere a dos celdas, que «no tienen un tamaño suficiente para hacer pasar la noche a una persona», concluye el Defensor. En su informe deja constancia de que durante la visita, miembros de la Benemérita informaron a los técnicos de que esos espacios que no están reformados no se usan habitualmente. Pese a esto, la Oficina que dirige en funciones Fernández Marugán -tras agotar el mandato Soledad Becerril- sugiere «clausurar las dos celdas hasta que sea reformado dicho espacio, para garantizar que las dimensiones de las mismas sean adecuadas, conforme al criterio establecido en el parágrafo 96 del informe anual 2014 y en la instrucción 11/2015 de la Secretaría de Estado de Seguridad».
En este sentido, el texto de la actuación de oficio recuerda que «el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) recomienda que las celdas que midan menos de cinco metros cuadrados no se utilicen para hacer pasar la noche a una persona». Sobre la zona de calabozos, se advierte de que «no dispone de un sistema de climatización frío-calor». «El criterio general -añade- es evaluar la temperatura existente en los calabozos a lo largo de todo el año, a fin de evitar oscilaciones excesivas de la misma».
Se argumenta que nadie debe pasar una noche en esos calabozos porque miden menos de cinco metros cuadrados El informe pide también que en esas estancias se tome alguna medida ante la falta de climatización
Pero no son estas las únicas objeciones del Defensor del Pueblo al puesto de la Benemérita de Montehermoso. Hay otras seis. La primera es «dotar de un sistema de videovigilancia y videograbación extensible a todas las zonas donde puedan permanecer personas privadas de libertad, incluido el trayecto que va desde el garaje hasta la zona de calabozos y el pasillo de celda». Hace esta recomendación tras constatar que «el sistema de videovigilancia de los calabozos solo cubre el interior de las celdas».

Pertenencias del detenido

Otra de las deficiencias que los técnicos advirtieron afecta al libro de registros y custodia de detenidos. Al examinarlo, «se pudo observar que no se consignan todas las vicisitudes que se producen en relación con el detenido», y que «no se deja constancia del cacheo previo a la entrada en calabozos». Ante esto, se aconseja «dejar constancia de los registros, superficiales o integrales». Además, se comprobó también que en ese mismo libro, «no siempre se anota la fecha de salida y el destino de todos y cada uno de los detenidos», por lo que se recomienda dejar constancia de esta información.
La sexta sugerencia del Defensor tiene que ver con la identificación de los agentes, pues durante la visita técnica se advirtió que uno de ellos no portaba su placa. En este sentido, se sugiere «dar indicaciones para que los agentes porten su placa de identificación». Igualmente, el equipo del Defensor comprobó que «las pertenencias de los detenidos no se guardan en bolsas con un sistema de autocierre para que no sea posible su apertura nada más que por el detenido al abandonar las dependencias». Se aconseja incorporar al puesto esas bolsas de autocierre. «De igual manera -continúa el informe-, los sobres en los que se guardan las pertenencias se depositan en la zona de control, sin que exista un armario taquillero para guardarlos de forma individualizada y con las debidas condiciones para una custodia segura». De aquí que se entienda necesario «habilitar un armario taquillero» para corregir este déficit.
En su día, el Defensor del Pueblo trasladó su informe al responsable de la dependencia extremeña visitada, y le instó a contestar en el plazo máximo de un mes, con el ruego de que la respuesta incluyera la explicación «de las medidas que se vayan a adoptar para subsanar la cuestión referida en la conclusión quinta», que es la de la ausencia de sistema de climatización en la zona de calabozos. Según la web del Defensor del Pueblo, el informe emitido el 14 de diciembre no ha recibido respuesta por parte de la administración competente, que en este caso, señala, es la Dirección General de la Guardia Civil, adscrita al Ministerio del Interior. Preguntada por su respuesta ante las sugerencias del Defensor, la Guardia Civil contesta que «seis de las mismas ya están siendo sido atendidas, y una está en vías de subsanación», sin precisar más.
http://www.hoy.es/extremadura/puesto-guardia-civil-20180225003143-ntvo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias