viernes, 30 de marzo de 2018

Lo que llevamos en la sangre la Guardia Civil es la vocación

Donando sangre con... Francisco Javier Puerta Muñoz

«Soy donante desde hace 31 años. Es un gesto muy simple y tiene una vital importancia, por lo que animo a todos a hacerlo»

«Lo que llevamos en la sangre la Guardia Civil es la vocación»



El teniente coronel Francisco Javier Puerta Muñoz, jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón es donante desde hace 31 años, por eso no duda en aceptar inmediatamente la invitación de EL COMERCIO para participar en la campaña 'Donando sangre con...', realizada en colaboración con el Centro Comunitario de Sangre y Tejidos del Principado, mediante la cual se busca que personalidades relevantes de la región pongan cara a la importancia de este gesto solidario.
-No le costó mucho decidirse.
-Es que soy un donante convencido desde hace muchos años y me gustaría poner mi granito de arena para difundir el gran trabajo que hace la Hermandad de Donantes.
«La sociedad está redescubriendo a la Benemérita en los últimos tiempos»
-¿Cómo fueron sus inicios como donante?
-Empecé en la academia en el año 87, era una forma de salir de la rutina del día a día. Lo retomé más tarde en el 92 cuando estuve destinado en Navarra y hasta hoy...
-La unidad móvil visita la comandancia de Gijón cada dos meses. ¿Los guardia civiles son solidarios?
-Lo son, pero a mí me gustaría que participasen muchísimos más, aunque solo sea por hacerle la pelota al jefe (ríe). Bromas aparte, creo que es un gesto muy simple y que tiene una importancia vital. En mi casa es algo que está muy interiorizado, mi mujer dona, yo dono y espero que mis hijos también lo hagan. Lo vemos como algo que no supone esfuerzo alguno, al contrario.
-¿Cómo es la sangre de la Guardia Civil?
-Sobre todo lo que llevamos en la sangre es la vocación. Esta es una profesión en la que se hay que volcar y que conlleva un gran grado de implicación personal, por eso si no estás al cien por cien puede resultar difícil de llevar. Quien quiera acceder a la Guardia Civil para vivir como un oficinista, creo que se va a equivocar de profesión. Y además de la vocación también llevamos en la sangre la tradición, porque en muchos casos la profesión se trasmite de padres a hijos, como es, por ejemplo, mi caso particular.
-Estamos hablando de sangre, pero de lo que más se ha hablado en las últimas semanas es de las lágrimas de los guardias que detuvieron a la acusada de matar al niño Gabriel Cruz. ¿Se está humanizando la Benemérita?
-Desde mi punto de vista se nos ha redescubierto. La Guardia Civil siempre ha sido un Cuerpo cercano y se demuestra en el día a día. Muchos se sorprendieron, por ejemplo, con el vídeo que circuló del Grupo de Rescate e Intervención de Montaña (GREIM) esquiando varios kilómetros para llevarle medicamentos a una vecina de Ponga, pero es que eso es lo habitual y se hace sin ningún esfuerzo, lo que decía anteriormente, esta profesión es muy vocacional y esos guardias, si les preguntas, te dicen que no hicieron nada excepcional.
-¿Siente que los asturianos les valoran?
-Sí, salvo casos puntuales que siempre habrá, nos sentimos muy apreciados por la ciudadanía. Siempre estamos allí donde se nos necesita, no solo para poner multas de tráfico como mucha gente piensa.
-¿Qué mensaje quiere lanzar como donante ejemplar que es?
-Animar a toda la gente a que se haga donante habitual. La solidaridad es muy importante y cualquier persona puede necesitar una transfusión es un momento dado de su vida. Donar es cosas de todos.
http://www.elcomercio.es/asturias/llevamos-sangre-guardia-20180330001448-ntvo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias