domingo, 27 de mayo de 2018

Una turba amarilla acosa al hombre que quería profanar el "cementerio" separatista de Mataró

Dos "mossos" y dos policías locales prenden a la persona que trató de evitar la ocupación separatista de la playa no autorizada.

Tensión y esperpento. La temida batalla de Mataró entre los Comités de Defensa de la República (CDR) y organizaciones contrarias como "Segadors del Maresme" o los "Grupos de Defensa y Resistencia" (GDR) no ha tenido lugar. Los Mossos d'Esquadra y la policía local activaron un notorio despliegue para evitar incidentes como los ocurridos en la playa de Llafranc o en la de Canet de Mar por la actividad propagandística a favor de presos y fugados. Sin embargo, se han producido escenas extrañas, desagradables y conflictivas.
Medio centenar de personas convocadas por los CDR en Mataró se han personado a primera hora en la playa. No llevaban cruces de madera, sino toallas y telas de color amarillo. El ayuntamiento y la vacante consejería de "Territorio", vía 155, habían advertido que la "plantada" de cruces no estaba permitida al no haberse solicitado autorización para el acto.
Al cambiar de material, los convocantes han sorteado la advertencia y han podido llevar a cabo la ocupación de la playa sin reparos policiales ni más problema que el intento de un hombre de desmantelar el cementerio separatista.

"Gente de paz"
Los separatistas le han rodeado y zarandeado para evitar la "profanación" de su protesta. Ha sido objeto de empujones, obstrucciones e insultos mientras el grueso del grupo le gritaba el eslogan "somos gentes de paz". Dado lo accidentado del terreno, una mujer con una camiseta amarilla ha caído. El hombre le ha ayudado a levantarse y ambos han comenzado a debatir sobre la situación política en aparente calma. Cuando parecía que se disolvía el tumulto ha aparecido la fuerza pública encarnada en dos agentes autonómicos y otros dos municipales y se han llevado al hombre que intentó desmontar la instalación amarilla en medio de más insultos.
Se había especulado con una contramanifestación de las "brigadas de limpieza", grupos de ciudadanos que retiran propaganda separatista de las calles y espacios públicos, lo que causó la alerta en los Mossos.

Atacan el domicilio de un concejal

En el parte de incidentes de las últimas horas, el ataque a pedradas contra el domicilio del concejal de Ciudadanos en Sitges Miguel Ángel Bastenier. Los independentistas le han roto las ventanas de su casa. Lo normal hasta ahora eran las pintadas alrededor de su domicilio. Además, un ataque vandálico con pintura amarilla a la sede de Ciudadanos en Barcelona y jirones en la gran estelada de la fachada del ayuntamiento de Vich. Han vuelto a marcar el comercio de la madre de Albert Rivera. Los grupos separatistas difunden además los datos personales de la ciudadana que se enfrentó al CDR que colocaba cruces amarillas en la playa de Llafranc.

https://www.libertaddigital.com/espana/2018-05-27/una-turba-amarilla-acosa-al-hombre-que-queria-profanar-el-cementerio-separatista-de-mataro-1276619439/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

COMENTARIOS

LO MAS VISTO

Categorias